jueves, 16 de mayo de 2019

Las mujeres en México pueden abortar si su salud está en riesgo, resuelve la SCJN en un fallo histórico

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que negar la interrupción del embarazo en México cuando la salud de la mujer está en riesgo es violatorio de los derechos humanos.

Resultado de imagen para derecho a aborto en mexicoPor unanimidad, la Primera Sala apoyó el proyecto del ministro Alfredo Gutiérrez Mena y otorgó un amparo a una mujer derechohabiente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de nombre Margarita, a quien el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre le negó el acceso a la interrupción del embarazo.

Esto, sin tomar en cuenta que el embarazo podría causar complicaciones diabéticas e hipertensivas, que eventualmente llevarían a la muerte de la paciente.

La mujer planteó, que se violó su derecho a la salud, vinculado con su derecho a la vida, a la integridad personal, a la no discriminación y a la autonomía reproductiva. 



En la sentencia se reconoció que, tratándose de las mujeres, el derecho a la salud incluye la posibilidad de interrumpir el embarazo cuando su salud esté en riesgo.

La SCJN se pronunció sobre las necesidades particulares de servicios de salud reproductiva para las mujeres del país, al resaltar el impacto que la negación de la interrupción del embarazo, por cuestiones de salud, tiene en su vida.

Los artículos 333 y 334 del Código Penal Federal señalan la prohibición a la interrupción legal del embarazo por motivos de salud; este procedimiento sólo se permite cuando la vida de una mujer está en peligro o cuando fue víctima de violación.

"La novedad de este caso, es que es el primer caso de negación de acceso al aborto por materia de salud", comentó en entrevista con medios de comunicación  Alex Alí Méndez Díaz, abogado del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), quien acudió a la SCJN.

En México, al menos 3,900 mujeres han sido criminalizadas por abortar. Se les abrió un proceso penal entre el año 2000 y marzo de 2018 por haber interrumpido su embarazo, a pesar de que en el país el aborto alcanza libertad bajo fianza y que existen excepciones en la ley que lo permiten, como en el caso de una violación, aún existe un fuerte estigma hacia quienes recurren a esta práctica voluntaria o involuntariamente.

"Hay quienes tuvieron partos prematuros o emergencias obstétricas y terminan en prisión acusadas hasta por homicidio calificado", dijo en su momento a Infobae México,  Verónica Cruz, directora de Las Libres, una organización que defiende los derechos de la mujer y que desde hace tiempo documenta los casos de criminalización por interrupción del embarazo.

Fuente: Infobae

miércoles, 15 de mayo de 2019

El país se suma al sistema mundial que vigila la resistencia a los antibióticos

Podrá brindar y compartir datos claves, emitir alertas y revisar los tratamientos para controlar infecciones.

Equipo del laboratorio nacional de referencia Anlis Malbrán

Con la información de casi un cuarto de millón de muestras por año, desde hace tres décadas, el laboratorio nacional de referencia para estudiar la resistencia que desarrollan las bacterias a los antibióticos integrará desde este mes el sistema mundial que monitorea esas superbacterias, una amenaza latente para la salud pública global y una de las cuatro prioridades que acordaron los ministros de Salud del G-20 en nuestro país.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la mortalidad por infecciones bacterianas que no responden a los tratamientos disponibles podría multiplicarse por 10 para 2050, según un informe que dio a conocer.

Con la participación en el Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (Glass, por sus siglas en inglés) de la OMS a través del Servicio de Antimicrobianos de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Dr. Carlos Malbrán, el país tendrá acceso a datos oportunos sobre la actividad de esas superbacterias en cualquier parte del mundo. Y podrá aportar los propios, reforzar la vigilancia sanitaria local o regional, emitir alertas epidemiológicas para la comunidad y los equipos de salud, además de revisar los tratamientos para controlar las infecciones en la comunidad y los centros de salud.

Políticas débiles o escasas para el control del uso de los antibióticos en el tratamiento de las infecciones humanas y la producción agropecuaria durante años, entre otros factores, fueron favoreciendo globalmente la aparición de estas superbacterias, como la Escherichia coli; la salmonella; el Staphylococcus aureus, causante de infecciones en la comunidad e intrahospitalarias; el neumococo o Streptococcus pneumoniae de las neumonías y las otitis agudas bacterianas que pueden complicar una gripe en esta temporada, o la Neisseria meningitidis (meningococo), asociada con la meningitis, o una infección de la sangre potencialmente fatal, la meningococemia, entre otras.

"El aumento de la resistencia a los antimicrobianos (RAM) tiene un impacto directo en los sistemas de salud y en la economía de los países -resumen desde la Anlis Malbrán-. Duplica la probabilidad de desarrollar complicaciones, triplica el riesgo de muerte, se asocia directamente a la falla de los tratamientos empíricos (los que se indican hasta conocer qué bacteria causa la infección) y lleva al fracaso de los procedimientos médicos que dependen de la efectividad de los antibióticos".

Y agregan: "Es alarmante la rápida diseminación a nivel mundial de bacterias multirresistentes que son causa de infecciones comunes tanto en los hospitales como en la comunidad". 

Esto también lo señaló la OMS en su informe. Precisó que, de no controlar lo antes posible la resistencia a los antimicrobianos, su impacto económico "podría ser comparable al (daño) de la crisis financiera mundial de 2008-2009 por el aumento de los gastos en atención sanitaria, al efecto en la producción de alimentos y piensos, el comercio y los medios de vida, y al aumento de la pobreza y la desigualdad".

Una estimación del Banco Mundial señala que el costo de las medidas para contener la resistencia a los antimicrobianos es de unos US$9000 millones por año. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) calcula que una inversión de apenas US$2 por persona por año les permitiría a países como la Argentina implementar "un conjunto eficaz de medidas" con "beneficios tan grandes que las inversiones se amortizan ellas mismas", se lee en el informe.

El Servicio de Antimicrobianos, que dirige Alejandra Corso, es el laboratorio regional de referencia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y cada año revisa información de unas 250.000 muestras de la red de vigilancia de RAM que forma casi un centenar de hospitales del país de manera representativa de las distintas regiones. Ahí, microbiólogos aíslan las bacterias de muestras de tejidos, sangre, orina y otros fluidos corporales de los pacientes para identificarlas y detectar si responderán o no a la penicilina u otros antibióticos.

Con esos aislamientos, la red que coordina el Servicio de Antimicrobianos de la Anlis Malbrán puede detectar mecanismos de resistencia y trazar mapas o tendencias de RAM que comparte con el resto de los países a través del software Whonet de la OMS.

"Nuestra red de vigilancia es representativa de la población", indicó Corso a LA NACION. La forman 98 hospitales que actúan como centros centinela. Es el laboratorio nacional de referencia el que hace las pruebas más complejas y costosas para el estudio molecular y fenotípico de esos aislamientos bacterianos. También, su función es tratar de simplificar esos métodos de detección para que en los hospitales se pueda dar una alerta rápida al equipo de salud y al comité de control de infecciones para impedir que el organismo se disemine.

"Sin capacidad para detectar ese mecanismo de resistencia y la bacteria, los médicos no pueden actuar", indicó Corso. "Las superbacterias pueden estar en cualquier lugar del planeta y es cuestión de tiempo que vayan de un país a otro."

Recomendaciones de la OMS

Mejores prácticas

Garantizar las mejores prácticas en el cuidado de la salud de los animales terrestres y acuáticos y las plantas, la producción de alimentos y piensos y la gestión de desechos

Comunicación efectiva

Apoyar el cambio de comportamientos a través de la sensibilización y la comunicación efectiva en la población y los profesionales de la salud humana, animal y vegetal así como de la producción de alimentos y el medio ambiente

Mecanismos nacionales

Mantener y reforzar los mecanismos nacionales de reglamentación y rendición de cuentas y sistemas integrados de monitoreo y vigilancia sanitarios

Fuente: La Nación

martes, 14 de mayo de 2019

Obra social debe brindar cobertura de tratamiento de criopreservación de ovocitos ante diagnóstico de falla ovárica

La justicia de Rosario otorgó una medida cautelar mediante la cual ordenó a una obra social a brindar la cobertura integral del tratamiento de criopreservación de ovocitos atento al diagnóstico médico de falla ovárica.

Resultado de imagen para criopreservacion de ovocitosEn los autos "M. M. V. c/ Caja Forense de la 2da. Circunscripción Judicial s/ amparo contra actos de particulares", la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario ordenó la integral del tratamiento de criopreservación de ovocitos atento al diagnóstico médico de falla ovárica de la demandante.

Los miembros del Tribunal, Fernando Lorenzo Barbará y Anibal Pineda, revocaron la resolución que hizo lugar a la medida cautelar a fin de obtener la cobertura del tratamiento de criopreservación de ovocitos atento al diagnóstico médico de Falla Ovárica pero limitada al 50% y hacer lugar a la inmediata cobertura de 100% de lo ordenado por el médico tratante.

Los jueces explicaron que ley contempla "los servicios de guarda de gametos o tejidos reproductivos, según la mejor tecnología disponible y habilitada a tal fin por la autoridad de aplicación, para aquellas personas, incluso menores de dieciocho años que, aun no queriendo llevar adelante la inmediata consecución de un embarazo, por problemas de salud o por tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas puedan ver comprometida su capacidad de procrear en el futuro”.

En esa línea los camaritas resaltaron que no se puede negar un pedido como este porque "cualquier desequilibrio en la salud impide el goce integral de la vida, y en tanto ésta transcurre sin solución de continuidad, cada día, cada momento que se vive en la enfermedad o con una lesión, resulta ser un tiempo irrecuperable para la plenitud, más en el caso por tratarse de un tratamiento por falla ovárica precoz prescripto en forma urgente".

Los jueces resaltaron que la mujer tiene derecho a gozar de la cobertura integral del tratamiento que incluye la criopreservación para la consecución de un futuro embarazo. "Ell derecho de la recurrente resulta cuanto menos en principio verosímil, que podría existir peligro en la demora y también la posibilidad de que con ésta se opere un daño irreparable", concluyeron.


Conforme las normas vigentes se hace saber que las sentencias que se replican en este blog son de carácter público y sólo el órgano jurisdiccional del que emana la decisión impondrá limitaciones a su publicación por razones de decoro o en resguardo de la intimidad de la parte o de terceros que lo hayan solicitado de manera expresa.

lunes, 13 de mayo de 2019

Autorizan a subrogar vientre porque le desaconsejan quedar embarazada

El fallo se destaca por la perspectiva de género. Ante la falta de normativa, una jueza ordenó incluso cómo computar las licencias por maternidad para la madre y la gestante.

El 10 de octubre del año pasado se presentó en la Justicia una pareja con siete años de convivencia con el objetivo de pedir autorización para subrogar el vientre de una mujer.

Explicaron que en 2003, la mujer -integrante de la pareja- recibió un tratamiento de quimioterapia y rayos por padecer cáncer en estado avanzado que ponía en grave riesgo su vida. Esa terapia afectó gravemente su aparato reproductivo. Los médicos le informaron que bajo ningún punto de vista podía llevar adelante un embarazo ya que la gestación del niño podría generar reactivaciones de células cancerígenas por los cambios hormonales que produce el embarazo, sea en forma natural o por métodos de fertilización asistida.

La potencial gestante es una doula -asiste a otras mujeres en partos- y cuñada de uno de los integrantes de la pareja. Comunicó su decisión considerándolo un acto de amor supremo. Madre de cuatro hijos, sostuvo que no tiene en proyecto ser nuevamente madre y que consensuó con su esposo la decisión de ofrecer su vientre para gestar el o los hijos de la pareja.

Utilizarán el proceso de fertilización ICSI (Intra Cytoplasmic Sperm Inyection), es decir de Gestación por Sustitución. Intervino la jueza Norma Susana Parrello quien fijó audiencia para escuchar a las partes y dio intervención al Catemu (equipo técnico interdisciplinario) y a la fiscalía, ya que el planteo jurídico consistió en que se declare la inconstitucionalidad del artículo 562 del Código Civil, que establece que es madre quien da a luz.

La magistrada consideró que ese aspecto del Código Civil es inconstitucional, autorizó el acuerdo entre la pareja y la gestante, estableció cómo deberá ser registrado el niño o los niños una vez que nazcan y hasta previo cómo se deberán computar las licencias por maternidad de la madre y la gestante. Uno de los ocho puntos de la parte resolutiva de la sentencia dejó resueltas varias cuestiones: que la institución donde se produzca el nacimiento deberá mantener reservada y disponible la documentación para cuando lo requieran los progenitores y el o los niños cuando hubieran alcanzado la mayoría de edad.

También ordenó que el DNI del hijo o los hijos consignen que los progenitores son los integrantes de la pareja que pidieron la autorización para subrogar vientre. Además, dijo que los únicos autorizados a retirar al o los niños del establecimiento donde nacieron serán sus progenitores.

Sobre las licencias laborales, dejó en claro que la pareja las deberá gozar desde que nazcan el o los niños; mientras que a la mujer gestante le corresponderá por el período anterior y posterior al parto.

Juzgar con perspectiva de género

“Si no se incorpora La justicia fijó las licencias por maternidad de la madre y la gestante “La perspectiva de género en las decisiones judiciales es clave” la perspectiva de género en la toma de decisiones judiciales, seguiremos fracasando en la lucha por la igualdad real de las mujeres”. Así, en lenguaje directo y sin eufemismos, la jueza Parrello explicó desde qué óptica analizó el pedido. “No basta contar con legislaciones supranacionales, nacionales y provinciales de última generación si a la hora de aplicarla se ignora la perspectiva de género y se sustancia el proceso con idénticos mecanismos procesales que cualquier proceso y se lo juzga olvidando la cuestión del género". A partir de allí, analizó los derechos de la madre, que no puede encarar el embarazo por limitaciones en su salud, de su pareja y de la gestante previendo cada detalle que la ley argentina aún no ha regulado.

Opinión "La gestación por sustitución como jaque a la maternidad patriarcal"
(Por Eleonora Lammn - Doctora en Derecho y Bioética)

Se suma otro caso de gestación por sustitución (GS) a los ya numerosos que existen en la jurisprudencia argentina. Frente a esta postura jurisdiccional cuasi consolidada a favor de la Figura, hoy los planteos más complejos y necesarios de reflexión son realizados desde los feminismos que ponen en tela de juicio lo que verdaderamente está en juego cuando se recurre a la GS: el respeto por la autonomía, la libertad y la dignidad de los cuerpos.

En este sentido, cada vez resulta más explícito y claro que cuando se está defendiendo la admisión y regulación de la GS por parte del ordenamiento jurídico, las resistencias que esta posibilidad despierta tienen que ver con los roles y estereotipos de género que durante siglos se han ido construyendo en nuestra sociedad, y que el derecho también ha perpetuado y contribuido a configurar.

La GS contribuye a desmantelar estas construcciones no solo en cuanto a que rompe con el binario y sus derivaciones “clásicas'’, en tanto el derecho se construyó sobre la base de que quien daba a luz era la madre que había quedado embarazada por el padre y nada de esto sucede en un caso de GS; sino también, y especialmente porque modifica radicalmente el rol y las asunciones hechas respecto de la maternidad, hasta el punto de que en muchos supuestos incluso la elimina: aunque una mujer geste y dé a luz, igualmente puede no haber madre, sino, por ejemplo, dos padres, o un solo padre.

Cabe tener en cuenta que hoy, conforme nuestro Código Civil y Comercial y especialmente las leyes 26.862 sobre acceso a técnicas de reproducción humana asistida y 26.743 sobre identidad de género, toda persona puede acceder al derecho a formar una familia y a la reproducción en el “rol” autodefinido y autopercibido, en especial cuando este acceso se produce gracias al avance de las tecnologías reproductivas.

La pregunta que se presenta es cómo encasillamos esas experiencias ante la división binaria en dos únicas supuestas y posibles parentalidades. La maternidad no siempre está asociada a gestar, dar a luz o aportar óvulos. Una madre puede también aportar semen. L o dicho nos lleva a cuestionarnos qué es en definitiva ser madre. Si ya no pasa por gestar, ni por parir, ni por cuidar, ni por aportar óvulos, e incluso puede que esta no exista aunque alguien realice todo lo descripto previamente.

Se trata, obviamente y hoy más que nunca, de construcciones políticas fundadas en bases culturales. La GS es una muestra evidente y cada vez más frecuente que aquello que entendíamos por maternidad ya no existe y la caída de estos cimientos asustan y por ende generan resistencia.

Cuestionar la maternidad “clásica” y entenderla sin roles posibles, predeterminados o genéricamente asumibles, es un quiebre antipatriarcal enorme, si entendemos que esa maternidad que se derrumba es la que ha facilitado la construcción y sostenimiento del patriarcado como sistema. De esta manera, la GS colabora en esas rupturas en pos de la libertad y la autonomía de las mujeres y personas gestantes. De allí la necesidad de regular, con más fuerza, la GS como un ejercicio de la autonomía reproductiva, con todos los efectos y aspectos pertinentes.

Fuente: Perfil