martes, 20 de noviembre de 2018

Una revolución silenciosa: gana terreno la producción pública de medicamentos

La red de 34 laboratorios que funciona en más de una decena de provincias elabora fármacos y vacunas sin costo; cada vez atrae más la atención de los principales compradores del sector.

Elaboración de la vacuna antirrábica en el Instituto Biológico Doctor Tomás PerónA 3000 kilómetros del centro porteño, la primera producción local de 1.8 millones de comprimidos de un antiviral para tratar el VIH está lista para salir de una planta estatal de Tierra del Fuego. Cinco camiones refrigerados recorren todo el año las rutas hasta Córdoba para transportar plasma sanguíneo y obtener hemoderivados en otro de los 34 laboratorios públicos del país. Cada año, ahí se elaboran sin costo para los usuarios 350 millones de unidades de fármacos, sueros y vacunas para hospitales y centros de salud. Y esta red está atrayendo cada vez más atención.

Entre los principales compradores del sistema sanitario, se encuentran el PAMI, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, los ministerios de Salud provinciales, la obra social bonaerense IOMA y otros proveedores de servicios médicos similares de todo el país.

Los productos que se elaboran en esta red de laboratorios públicos muchas veces son los que la industria discontinua, como los fármacos para la tuberculosis, los antídotos para venenos o la vacuna contra la rabia humana, o que el sector privado los cotiza a muy alto costo, como las terapias destinadas al alivio del dolor en los pacientes con cáncer, según explican a LA NACION los responsables desde algunas de las organizaciones consultadas.

Los "dueños" de estas instituciones sin fines de lucro o sociedades del Estado son las provincias, los municipios, las universidades o las Fuerzas Armadas. Para esta red, el medicamento es un bien social. En la coordinación de la producción los asiste la Administración Nacional de Laboratorios Públicos (Anlap). "La población no los paga de su bolsillo", amplían ante la consulta.

El Laboratorio de Hemoderivados Presidente Illia de la Universidad Nacional de Córdoba creció desde 1964 hasta procesar anualmente 170 toneladas de plasma sanguíneo de cuatro países sin transferencias bancadas ni cheques. Este año, la demanda creció un 15% por sobre lo proyectado.

"Aunque estemos en el siglo XXI, esto es un trueque. No hay un solo peso de por medio", cuenta Pascual Fidelio, director ejecutivo de Hemoderivados. "Recibimos el plasma de centros de la Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile, y les devolvemos los productos equivalentes que necesitan. Es un sistema de intercambio que es único en el mundo, donde funcionan unas 8o plantas que producen hemoderivados. Solo 20 tienen control o manejo estatal. Pero la nuestra es la única universitaria", indica.

Con tres líneas de elaboración de cuatro millones de unidades (derivados de plasma humano, genéricos inyectables de pequeño volumen y derivados de tejido humano), el laboratorio es autosustentable: los ingresos para los sueldos de los 305 empleados, el mantenimiento de las plantas y el sistema de transporte de los productos, y la ampliación de la institución proviene de la participación en licitaciones o compras directas de los fármacos o insumos producidos con el remanente de cada intercambio con los bancos de sangre.

Su modelo de trabajo inspira al Laboratorio del Fin del Mundo, de la provincia de Tierra del Fuego, que es el más "joven" de la red: se creó por ley el año pasado y está habilitado por la Anmat.

Por un convenio de transferencia de tecnología con la farmacéutica Bristol-Myers Squibb, desde Ushuaia hablan con orgullo de su primera producción el mes pasado: 1,8 millones de comprimidos del antirretroviral atazanavir 300 mg para los beneficiarios del Programa Nacional de HIY/sida. Faltan las firmas que autoricen el traslado a Buenos Aires de los 60.000 frascos de Suravir, el "antirretroviral del sur".

Pasamos todas las evaluaciones para asegurar que a los usuarios les llegara un producto en idénticas condiciones del que venía de los Estados Unidos", dice su presidente, Carlos López. "En los próximos 12-18 meses vamos a pasar a otra etapa productiva y, luego, a producción completa desde el componente activo hasta el comprimido, además de nuevos desarrollos que ya tenemos en agenda".
Sus 25 empleados son ingenieros químicos, farmacéuticos y contadores fueguinos, de entre 27 y 32 años. El compromiso asumido habla de una provisión de 6 millones de píldoras, unos 16.000 tratamientos antirretrovirales anuales. "El Estado visualiza que la producción de medicamentos por laboratorios públicos es estratégica: da un cierto grado de independencia en la producción, el acceso y la investigación", agrega López.

Habilitados

También hay integrantes de esta red en Buenos Aires, Chaco, Río Negro, La Pampa, Salta y Misiones, entre otras provincias. Son siete los laboratorios habilitados por la Anmat, comparado con cuatro hace dos años; cumplen los mismos estándares de seguridad que la industria privada.

En el Laboratorio del Fin del Mundo, por ejemplo, proyectan calificar con normas de la autoridad regulatoria de los Estados Unidos en los próximos dos años, mientras que la Productora Farmacéutica Rionegrina Sociedad del Estado (Profarse) aspira a proveerle sus productos a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Los productos son seguros y eficaces. Es poder abastecer el consumo de las provincias con los productos que necesitan”, comenta Marne Livigni, gerente general de Profarse, donde el 72% de los 32 empleados son profesionales.

Además de otros 25 medicamentos, incluidas combinaciones y dosis de uso pediátrico, el laboratorio rionegrino está desarrollando nifurtimox para el Chagas. En esta línea. Laboratorios Chaqueños, en Resistencia, está trabajando con una empresa privada en un kit diagnóstico de Chagas neonatal. "El laboratorio público tiene una veta social que le permite ocuparse de las enfermedades desatendidas o medicamentos huérfanos que no son rentables para la industria", afirma Livigni.

Fuera del circuito comercial

Ocho de cada 10 unidades que se producen en la red son comprimidos. El resto son inyectables, semisólidos, hemoderivados, biológicos, sueros, aerosoles o cremas. "No es nuestro mercado las farmacias", insiste Guillermo Cleti, miembro del directorio del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF), una sociedad estatal santafesina. "Todos los productos están probados, son conocidos y poseen un exhaustivo control de calidad", añade.

Desde Santa Fe. la planta abastece la demanda de los pacientes en más de 7900 centros de salud y hospitales del país a alrededor de un 30% menos del precio más bajo en el mercado para las mismas drogas. Con capacidad de elaborar 120 millones de unidades por año de unos 36 productos en comprimidos, líquidos o cremas, proveen al sistema público desde antihipertensivos, analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos hasta opioides para el alivio del dolor en pacientes oncológicos.

También gestionan las compras del Ministerio de Salud provincial. Desde 2008, sus productos llegan a otras provincias, una expansión con intermitencias más asociadas con la política que con la voluntad de mejorar el acceso a las medicinas. Dos de sus clientes son el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y el Instituto Nacional del Cáncer para adquirir analgésicos para el alivio del dolor, entre un tercio y la mitad menos de lo que cotiza el sector privado en las licitaciones.

"La producción pública tiene que tener tres criterios de producción: la epidemiológica, para elaborar lo que más se consume en el sistema de salud; la sanitaria, para hacer lo que no hace nadie y garantizar el acceso, y el económico, porque el presupuesto es finito. No debe ser competencia de la privada", detalla Duilio Fragnani, director del Instituto Biológico de la provincia de Buenos Aires, que depende de la cartera sanitaria provincial.

Lo que se elabora en sus tres plantas benefician a unos cuatro millones de bonaerenses sin cobertura, además de usuarios de otras provincias. Este año producirán más de 50 millones de unidades de distintos productos, incluida la vacuna BCG para pacientes con cáncer de vejiga, un millón de dosis de vacuna antirrábica animal y más de 100.000 dosis de uso humano, que esperan duplicar. Salta también producirá la vacuna antirrábica.

Fragnani anticipó: "Un producto que estamos desarrollando y cuesta S800 en el mercado tendrá un costo de S50, una diferencia enorme. En la metformina para la diabetes no es tan grande, pero en salud pública, Si menos en 40 millones de dosis son S40.000.000 para cubrir los medicamentos de alto costo".

El cannabis también atrajo la atención de los profesionales del LIF, que complementa su cartera de productos con el Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM) de Rosario, donde se proyecta desarrollar formulaciones pediátricas y para adultos mayores que faltan en el país de un centenar de medicamentos.

Otras iniciativas incluyen la producción local a mitad de precio de la solución Wisconsin para el transporte de órganos para trasplantes o la vacuna contra la fiebre amarilla en laboratorios de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) Dr. Carlos Malbrán, a través de un convenio de transferencia de la tecnología de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) de Brasil.

La Anlap ya firmó tres convenios con los principales clientes del sistema sanitario local. Uno rige desde julio del año pasado para proveerle medicamentos esenciales (antibióticos, analgésicos, antihipertensivos. entre otros) a la CUS Medicamentos y los programas nacionales para pacientes con VTH-sida y tuberculosis.

Otro, de septiembre pasado, es para suministrarles terapias a los cuatro hospitales del PAMI (César Milstein. de la ciudad de Buenos Aires: Bernardo Houssay, de Mar del Plata, y dos de Rosario). Y el más reciente es del mes pasado con el Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (Cosspra), que agrupa a las 24 obras sociales provinciales.

"Hay mucho interés en las provincias para trabajar con la producción pública y se consultan entre sí modalidades de convenio de suministro. Y ya hay laboratorios privados interesados en transferir tecnología para la producción pública de medicamentos", dice Adolfo Sánchez de León, que preside la Anlap desde hace dos años.

Diversificación

Para maximizar el conocimiento y los recursos de cada laboratorio, la agencia organiza de común acuerdo la producción a encarar para evitar superposiciones. Se está avanzando, por ejemplo, en que haya plantas que se especialicen en oncología, terapias hormonales o tratamientos en falta o huérfanos. La Anlap destina unos S78.000.000 para financiar unos 20 proyectos.

Si existe alguna competencia, sería con los laboratorios privados nacionales que producen genéricos de uso hospitalario. Pero la idea es concentrarse en los medicamentos huérfanos o discontinuados, que no son rentables para la industria. "En la producción pública no hay un precio, sino un costo mínimo y el precio es según los volúmenes, los fletes, entre otros costos considerados", explica Sánchez de León.

Varios aún serían los desafíos. "Primero -opina Fidelio- es seguir mejorando la calidad, las instalaciones, la eficacia terapéutica, además de innovar y desarrollar, pero sin el error de sobreforzar el sistema para satisfacer la demanda. Lo otro es mantener una relación armoniosa con el Estado: cuando hay crisis y devaluaciones los presupuestos son aún más exiguos, las necesidades crecen y se recurre a los laboratorios públicos porque suelen ser más económicos. Por esto, la relación que está empezando debería incluir una planificación estratégica en el tiempo".

Tres fortalezas del sector

Ante la consulta de LA NACION, desde los laboratorios de la red con mayor capacidad instalada coinciden en, por lo menos, tres fortalezas de este proceso de revitalización de una demanda que la crisis económica terminó de impulsar: la unanimidad al hablar de una solución para el suministro sanitario estratégico; la adquisición de un bien social como son los medicamentos de acuerdo con los problemas de salud a tratar y sin la altísima rentabilidad del sector privado -una terapia para alivio del dolor en los pacientes oncológicos que se comercializa a más de S3000 se puede producir en el Instituto Biológico de la Provincia de Buenos Aires con un valor 100 veces más bajo-, además del fortalecimiento del poder de negociación del estado en las negociaciones de contratos con la industria farmacéutica para disminuir los costos actuales.

Fuente: La Nación

viernes, 16 de noviembre de 2018

Se actualizan las normas de provisión de medicamentos e insumos y el modelo de certificado para la acreditación de personas con diabetes

Resolución 423/2018

MINISTERIO DE SALUD Y DESARROLLO SOCIAL 
SECRETARÍA DE GOBIERNO DE SALUD

RESOL-2018-423-APN-SGS#MSYDS

Ciudad de Buenos Aires, 12/11/2018

Resultado de imagen para diabetesVISTO el Expediente EX-2018-09284756 APN-DD#MS del registro de la SECRETARÍA DE GOBIERNO DE SALUD, la Ley Nº 23.753 y sus modificatorias, el Decreto Nº 1286 del 6 de agosto de 2014, la Decisión Administrativa N° 307 del 13 de marzo de 2018, Resolución de la ex SECRETARIA DE SALUD Nº 45 del 24 de enero de 1994, y Resolución Nº 1156 del 23 de julio de 2014, y

CONSIDERANDO:

Que por Ley Nº 23.753 se asigna competencia al entonces MINISTERIO DE SALUD DE LA NACIÓN para coordinar junto a las autoridades sanitarias de todo el país, la planificación de acciones tendientes a asegurar a las personas con diabetes los medios terapéuticos que requieran para su tratamiento así como los medios para su control evolutivo.

Que el artículo 5° de la referida norma, incorporado por la Ley Nº 26.914, dispone que la autoridad de aplicación, debe establecer las “Normas de Provisión de Medicamentos e Insumos”, las que deberán ser revisadas y actualizadas como mínimo cada dos años a fin de poder incluir en la cobertura los avances farmacológicos y tecnológicos que resulten de aplicación en la terapia y promuevan una mejora en la calidad de vida a personas con diabetes.

Que el Decreto N° 1286/2014 señala que deberán disponerse las medidas necesarias para garantizar a las personas con diabetes el aprovisionamiento de los medicamentos y reactivos de diagnóstico para autocontrol que se estimen como elementos indispensables para un tratamiento adecuado, según lo establecido por las normas técnicas aprobadas por autoridad competente en el orden nacional, y que su financiación corresponde a la Seguridad Social, a la medicina privada y, en caso de pacientes carentes de dichas coberturas, a cargo del gobierno de la jurisdicción.

Que por Resolución 1156/2014 del ex MINISTERIO DE SALUD DE LA NACIÓN aprobó la última actualización de las “NORMAS DE PROVISIÓN DE MEDICAMENTOS E INSUMOS” y el “MODELO DE CERTIFICADO PARA LA ACREDITACION DE PERSONAS CON DIABETES” que todos los Agentes del SISTEMA NACIONAL DEL SEGURO DE SALUD enmarcados en las Leyes N° 23.660 y N° 23.661, las Entidades de Medicina Prepaga (Ley N° 26.682), el INSTITUTO NACIONAL DE SERVICIOS SOCIALES PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS (Ley N° 19.032), la OBRA SOCIAL DEL PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN, la DIRECCION DE AYUDA SOCIAL PARA EL PERSONAL DEL CONGRESO DE LA NACIÓN, el INSTITUTO DE OBRA SOCIAL DE LAS FUERZAS ARMADAS y las OBRAS SOCIALES UNIVERSITARIAS (Ley N° 24741) pueden expedir a través de sus efectores.

Que considerando las modificaciones realizadas a la Ley Nº 23.753 a partir del dictado de la Ley Nº 26.914, la DIRECCION NACIONAL DE PROMOCION DE LA SALUD Y CONTROL DE ENFERMEDADES CRÓNICAS NO TRANSMISIBLES ha elaborado en conjunto con la COMISIÓN PERMANENTE ASESORA DE DIABETES (integrada por la Sociedad Argentina de Diabetes, la Sociedad Argentina de Nutrición, el Centro de Endocrinología Experimental y Aplicada, la Asociación de Facultades de Ciencias Médicas de la República Argentina, la Federación Argentina de Diabetes, la Liga de Protección al Diabético, la Asociación para el Cuidado de la Diabetes en Argentina y la Superintendencia de Servicios de Salud) una propuesta de actualización a las Normas de Provisión de Medicamentos e Insumos.

Que la SUBSECRETARÍA DE PROMOCIÓN DE LA SALUD Y PREVENCIÓN DE LA ENFERMEDAD, ha prestado la debida conformidad.

Que la UNIDAD DE COORDINCIÓN GENERAL, ha prestado su debida conformidad.

Que la DIRECCION GENERAL DE ASUNTOS JURIDICOS ha tomado la intervención de su competencia.

Que la presente medida se dicta en ejercicio de las facultades conferidas por el Decreto Nº 802 del 5 de Septiembre del 2018.

Por ello,

EL SECRETARIO DE GOBIERNO DE SALUD

RESUELVE:

ARTICULO 1° — Apruébase la actualización de las “NORMAS DE PROVISION DE MEDICAMENTOS E INSUMOS PARA PERSONAS CON DIABETES” que como ANEXO I (IF-2018-55919268-APN-SPSPYCR#MSYDS) forma parte de la presente.

ARTICULO 2° — Apruébase el nuevo “MODELO DE CERTIFICADO PARA LA ACREDITACION DE PERSONAS CON DIABETES” que como ANEXO II (IF-2018-55922150-APN-SPSPYCR#MSYDS) forma parte de la presente. Las Obras Sociales (Leyes Nº 23.660 y Nº 23.661),las Entidades de Medicina Prepaga (Ley Nº 26.682), el INSTITUTO NACIONAL DE SERVICIOS SOCIALES PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS (Ley N° 19.032), la OBRA SOCIAL DEL PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN, la DIRECCION DE AYUDA SOCIAL PARA EL PERSONAL DEL CONGRESO DE LA NACIÓN, el INSTITUTO DE OBRA SOCIAL DE LAS FUERZAS ARMADAS y las OBRAS SOCIALES UNIVERSITARIAS (Ley N° 24741) podrán, en cumplimiento de lo establecido por la Ley Nº 23.753 y sus modificatorias, y a los fines de garantizar el acceso de la cobertura y evitar barreras, expedir la certificación a través de sus efectores. La certificación referida en el párrafo precedente se hará al momento del diagnóstico. Teniendo en cuenta que la condición de enfermedad crónica no caduca, pero la terapéutica y características de la enfermedad varían en función del estado y curso evolutivo que la persona con diabetes experimente, se establece que la certificación efectuada en el momento del diagnóstico deberá ser actualizada anualmente y con menor periodicidad ante cada cambio del tratamiento.

ARTICULO 3º — Déjese sin efecto los anexos II y III de la Resolución 1156/2014 los cuales serán reemplazados por los ANEXOS I y II de la presente.

ARTÍCULO 4° - Los ANEXOS I y II de la presente resolución pasarán a integrar el Sistema de Prestaciones Médicas Obligatorias (PMO).

ARTICULO 5° — Las Obras Sociales nacionales, las Entidades de Medicina Prepaga, el INSTITUTO NACIONAL DE SERVICIOS SOCIALES PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS, la OBRA SOCIAL DEL PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN, la DIRECCION DE AYUDA SOCIAL PARA EL PERSONAL DEL CONGRESO DE LA NACIÓN, el INSTITUTO DE OBRA SOCIAL DE LAS FUERZAS ARMADAS y las OBRAS SOCIALES UNIVERSITARIAS deberán establecer los procedimientos administrativos necesarios a fin de garantizar la provisión de medicamentos e insumos acorde lo estipulado en el ANEXO I de la presente norma.

ARTÍCULO 6°- Invítase a las jurisdicciones provinciales y a la CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES a instrumentar los mecanismos necesarios tendientes a garantizar la cobertura a las personas que no estén comprendidas en el Sistema Nacional de Seguro de Salud.

ARTICULO 7° — Regístrese, comuníquese, dese a la Dirección Nacional del Registro Oficial para su publicación y archívese. Adolfo Luis Rubinstein

jueves, 15 de noviembre de 2018

Comercio y Salud

La Corte Suprema confirmó la anulación de una multa por publicidad engañosa en la promoción de un suplemento dietario, impuesta por la Secretaría de Comercio. Fue en una causa donde se consideró que el organismo competente para el contralor de la actividad publicitaria de esos suplementos es la ANMAT.

Resultado de imagen para multa sentencia medicamentoLa Corte Suprema confirmó en la causa “Goodtimes Group S.A. c/ DNCI s/ lealtad comercial -ley 22.802-art. 22” una sentencia que anuló una una multa de $ 100.000, impuesta por la Secretaría de Comercio a una empresa por infracción a la Ley de Lealtad Comercial por la publicidad del suplemento dietario "Resveravit"

Los ministros Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti declararon inadmisible la queja interpuesta por la Dirección Nacional de Comercio Interior, mientras que Rosatti, propició su rechazó porque el recurso “no refuta todos y cada uno de los fundamentos de la sentencia apelada”. El presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, votó en disidencia. 

El contralor de la actividad publicitaria de suplementos dietarios corresponde a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica -ANMAT-, que es el organismo “facultado para determinar si la publicidad viola o no el régimen que rige la materia y, en su caso, aplicar las sanciones pertinentes”. 

En la sentencia impugnada, dictada por la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, se entendió que Comercio resultaba incompetente para expedirse acerca de si una publicidad de un suplemento dietario infringía la ley.

El criterio de ese tribunal era que el contralor de la actividad publicitaria de suplementos dietarios corresponde a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica -ANMAT-, que es el organismo “facultado para determinar si la publicidad viola o no el régimen que rige la materia y, en su caso, aplicar las sanciones pertinentes”.

Comercio recurrió a la Corte atacando a la sentencia de arbitraria, sosteniendo que según el artículo 11 de la Ley de Lealtad Comercial la competencia sancionatoria por publicidades como la que estaba en juego en el expediente corresponde a la Secretaría de Comercio “o al organismo que la reemplace”. 
El juez Rosenkrantz, en su voto, se inclinó por esa postura, al afirmar que la Ley de Ministerios ratificó la atribución de sancionar esas conductas de violación a la ley de lealtad comercial “como materia de incumbencia del Ministerio de la Producción, superior jerárquico de la DNCI”. 
Además, el Estado Nacional reconoció que “en caso de mediar alguna infracción a otro tipo de normas que regulan la producción y comercialización de suplementos dietarios la ANMAT puede imponer sanciones”, pero ello “no implica en modo alguno que la Secretaría de Comercio o el organismo que la reemplace pierda su competencia pues en todo caso en supuestos de ese tipo habría un supuesto de competencia concurrente”.

El juez Rosenkrantz, en su voto, se inclinó por esa postura, al afirmar que la Ley de Ministerios ratificó la atribución de sancionar esas conductas de violación a la ley de lealtad comercial “como materia de incumbencia del Ministerio de la Producción, superior jerárquico de la DNCI”.

Por lo tanto, para el presidente del Máximo Tribunal propició que se revoque la sentencia por entender que la solución adoptada por la cámara “implica conceder prioridad normativa a normas reglamentarias por sobre lo dispuesto por la ley 22.802”, con lo que “se verían afectados el principio de supremacía previsto en el art. 31 de la Constitución Nacional y el límite a la potestad reglamentaria establecido en el art. 99, inciso 2°”.

Fuente: Diario Judicial - Fallo completo

Conforme las normas vigentes se hace saber que las sentencias que se replican en este blog son de carácter público y sólo el órgano jurisdiccional del que emana la decisión impondrá limitaciones a su publicación por razones de decoro o en resguardo de la intimidad de la parte o de terceros que lo hayan solicitado de manera expresa.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Adolescencia transgénero y mejoras en cirugías, los temas centrales en la agenda de salud trans

Novedades en técnicas quirúrgicas, tratamientos hormonales y atención de la salud mental de las personas trans fueron compartidas por especialistas del mundo reunidos durante cinco días en Buenos Aires. Analizaron que no debería haber una edad mínima para la masculinización de tórax y que la edad adecuada para las cirugías que modifican los genitales es entre los 17 y 18 años.

(Getty)Durante cinco días, a principios de noviembre, cirujanos plásticos, endocrinólogos, sexólogos, ginecólogos, urólogos, psiquiatras y psicólogos de veintiún países del mundo se reunieron en Buenos Aires para hablar de la salud de la población transgénero y cómo los avances médicos pueden contribuir a su bienestar. El intercambio se realizó en el marco del 25° Congreso Mundial de Salud Transexual (WPATH, por sus siglas en inglés), que por primera vez se realizó en una ciudad de América Latina.

¿Qué balance dejó el simposio internacional? La información reunida en las casi 200 presentaciones desarrolladas en el encuentro, que contó con el auspicio de ONU Sida, las sociedades argentinas de Urología y Cirugía Plástica, y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, permite delinear, al menos, cinco temas centrales de la agenda mundial de la salud trans: la esperanza y calidad de vida de las personas trans, el desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas de las cirugías que ayudan a fortalecer la identidad sexual autopercibida; el abordaje de los casos en niños, niñas y adolescentes; la determinación de la edad más adecuada para la realización de las cirugías, y la definición de los protocolos médicos en la materia a nivel mundial.

Tal como señala el eslogan principal del congreso – "El bienestar y la calidad de vida de nuestros pacientes"-, una de las temáticas que más interesó a los especialistas es contribuir a la extensión de la esperanza de vida de la población trans, que en promedio en la mayoría de los países del mundo no llega a los 40 años, y por eso es considerada como una población crítica y vulnerable. 

Otro de los puntos centrales corresponde a las técnicas quirúrgicas tendientes a mejorar los resultados de las cirugías, principalmente las masculinizantes, como son la mastectomía o la masculinización del tórax (consiste en la extracción de las glándulas mamarias y requiere un trabajo de reposicionamiento del complejo areola-pezón) y la faloplastía, la cirugía masculinizante genital que se realiza mediante distintas técnicas. "Se presentaron nuevos abordajes para mejorar los procedimientos de faloplastía que incluyen la confección de la uretra, una intervención que requiere muchos cuidados para evitar riesgos y complicaciones", señaló a Infobae, Javier Belinky, a cargo de la sección de Cirugía Transexual del Hospital Durand y presidente local del simposio internacional.

Sobre estos avances expusieron los cirujanos Stan Monstrey, de Bélgica, Paul Daverio, de Suiza, Loren Schchter, de Estados Unidos, Maud Belanger, de Canadá, y Belinky, de la Argentina. "El intercambio fue muy productivo y la conclusión a la que arribamos es que, respecto a este tipo de cirugías, en nuestro país estamos al mismo nivel que el resto del mundo".

También se presentaron novedades en cuanto a feminización facial. Uno de los expositores argentinos fue el reconocido cirujano plástico y maxilofacial Marcelo Di Maggio, cuya técnica se basa en una remodelación integral de las partes óseas y blandas de la cara. En su presentación se refirió a las cirugías de feminización facial que se realizan en la Argentina, entre ellas, una de las más solicitadas es la cirugía de la nuez de Adán o tiroplastía, que consiste en reducir y contornear el cartílago tiroides, un rasgo más prominente y visible en los hombres que en las mujeres.

Cuál es la mejor edad para estas cirugías 

Los especialistas analizaron, además, cuál es la mejor edad para estas cirugías y cuáles son los procedimientos quirúrgicos que más benefician a los pacientes en edades tempranas. En este sentido, la ginecóloga Marcy Bowers, el urólogo Maurice García, ambos de Estados Unidos; el cirujano plástico canadiense Pierre Brassard; y los cirujanos Monstrey, Schechter y Belinky coincidieron en que la edad adecuada para la realización de la cirugía genital es entre el paso de la escuela secundaria y el ingreso a la universidad, es decir, entre los 17 y 18 años.

Señalaron, también, que no debería haber una edad mínima para que se realice la mastectomía. "Consideramos que la masculinización del tórax puede practicarse apenas se desarrollen las mamas", indicó Belinky. Y explicó: "Su aparición incomoda, genera un fuerte impacto psicológico y deriva en cuadros de lesiones a partir de maniobras en las que se fajan o encintan porque tienen vergüenza de algo que viven como una deformidad. El varón trans desea tener un pecho plano y, cuando lo logra, mejora notablemente su calidad de vida y su relación con el entorno".

La definición de los protocolos médicos a nivel mundial para atender a las personas trans es otro de los temas tratados en el congreso. Se trata de los lineamientos a seguir en el manejo de la salud transgénero, un trabajo que se viene realizando a distancia desde hace seis meses mediante videoconferencias, chats y mails. El congreso brindó la oportunidad de reunirse cara a cara y poder darle forma a un modelo que abarca todos los aspectos de la salud trans: desde las cirugías y la salud mental hasta la preservación de óvulos y espermatozoides de las personas trans.

El capítulo referido a las intervenciones quirúrgicas estuvo dirigido por el cirujano estadounidense Schchter y el argentino Belinky, el único miembro de Latinoamérica que participó. En los "standar of care" también trabajaron el cirujano Eli Coleman, ex presidente de la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero (WPATH) y el psiquiatra inglés Jon Arcelus.

Cómo abordar los casos en niños y adolescentes

Una de las presentaciones que creó expectativa entre los especialistas que asistieron al congreso, sobre todo entre los latinoamericanos, fue la que realizó el médico psiquiatra y sexólogo Adrián Helien, quien desde 2005 coordina el Grupo de Atención a Personas Transgénero (GAPET) en el Hospital Durand, pionero en la conformación de equipos multidisciplinarios de salud trans, anclados en tres patas fundamentales: la psicología, la endocrinología y las cirugías.

Heilen explicó ante el auditorio reunido en los salones del Hotel Hilton que el modelo de atención del Durand es diferente al que se aplica en el mundo. Es que con la sanción de la Ley Identidad de Género, en 2012, una nueva etapa se inició en la Argentina.

La norma establece que las personas trans pueden cambiar su nombre, foto y sexo del DNI y acceder en el sistema de salud pública –también por obras sociales y prepagas– a tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas para cambiar de sexo y reafirmar la identidad autopercibida, sin necesidad de una autorización judicial. La ley no patologiza la condición trans y también contempla a los menores de edad, algo que nunca antes había sido legislado en ningún otro país, aunque claro, los menores de 18 años deben tramitar su nuevo documento con sus padres y un abogado.

"En relación a otros países de Latinoamérica estamos muy avanzados en cuanto a derechos y acceso a la atención médica de las personas trans. Por caso, desde 2005 en el Durand llevamos 2.000 pacientes atendidos, una estadística que no se alcanza en ningún país de la región. Y en cuanto a la atención de niños, niñas y adolescentes en Latinoamérica prácticamente no hay nada", señaló Heilen a Infobae.

Las iniciaciones de estos procesos de transición se dan cada vez en edades más tempranas y es un fenómeno que se acentúa a nivel mundial. Por eso, los especialistas insisten tanto con el rol central que tienen que tener los padres como garantes de los derechos de los chicos.

Heilen brindó una estadística elaborada a partir de los estudios realizados en el país que indica que el 88% de las personas trans se dio cuenta cuál es el género en el que se reconoce antes de los 10 años: el 67% antes de los 5 años y el 21%, entre los 5 y los 10 años. Estos hallazgos se repiten en estudios realizados en países desarrollados como por ejemplo en Canadá.

En el cierre del 25° Congreso Mundial de Salud Transexual se volvió a pedir que las personas trans tengan un mejor acceso a la salud integral. Los expertos de los veintiún países escucharon una vez más a una sociedad cada vez más diversa que no deja de reclamar por sus derechos.

Fuente: Infobae