martes, 7 de julio de 2020

Actualización de la definición de caso sospechoso de COVID-19

Se incluye un nuevo criterio pediátrico para facilitar la detección precoz de personas con el nuevo coronavirus, con el fin de prestar cuidados de manera oportuna y realizar aislamientos para interrumpir la transmisión.

El Ministerio de Salud de la Nación incluyó un nuevo y quinto criterio en la definición de caso sospechoso de COVID-19 para niños y adolescentes de 0 a 18 años con síndrome inflamatorio multisistémico. Para ello deberán presentar fiebre durante más de tres días acompañada de dos de los siguientes síntomas: erupción cutánea o conjuntivitis bilateral no purulenta o signos de inflamación mucocutánea (en la boca, manos o pies); hipotensión o shock; disfunción miocárdica, pericarditis, valvulitis o anomalías coronarias; evidencia de coagulopatía; diarrea, vómitos o dolor abdominal; y marcadores elevados de inflamación, como eritrosedimentación, proteína C reactiva o procalcitonina, como así también ninguna otra causa evidente de inflamación (incluida la sepsis bacteriana, síndromes de shock estafilocócicos o estreptocócicos).

Por otro lado, se mantiene vigente el primer criterio para la definición de caso sospechoso para toda persona (de cualquier edad) que presente dos o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37.5°C o más; tos; dolor de garganta, dificultad respiratoria; pérdida reciente del sentido del gusto y/o del olfato que viva o que haya estado en una zona de transmisión local del nuevo coronavirus; o resida o trabaje en instituciones cerradas o de internación prolongada; sea personal esencial (de las fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas y quienes brindan asistencia a personas mayores) o habite en barrios populares o en comunidades de pueblos originarios.

Se sostiene, además, el segundo criterio para quienes presenten dos o más de los síntomas mencionados en el primero, sin otra enfermedad que los expliquen y requieran internación, más allá del nexo epidemiológico.

También se considera caso sospechoso a los contactos estrechos de un caso confirmado de COVID-19 que presenten uno o más de los síntomas característicos de COVID-19; como así también a cualquier persona que presente pérdida reciente del sentido del olfato y del gusto de reciente aparición, sin otra causa definida ni otros signos o síntomas.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

lunes, 6 de julio de 2020

Fibrosis quística. la respuesta de la obra social tras el fallo judicial

Luego de que se viralizara el caso de una paciente cordobesa de 22 años, la justicia actuó y la obra social dio su respuesta.

La obra social de la Provincia de Córdoba, Apross , acatará sin apelaciones el fallo para pagar el medicamento Trikafta para tratar la fibrosis quística de una joven de 22 años. La institución hará el depósito judicial del dinero porque la medicación no está autorizada en la Argentina por la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología Médica (Anmat). Por esa razón será la demandante la que deba importarla ya que la obra social no puede hacerlo.

La paciente de 22 años, grabó un video que se volvió viral pidiendo a la obra social que le cubriera la medicación. Contó: "Es una enfermedad que requiere muchas horas de mi vida para el tratamiento. Estoy en un estado crítico, tengo fiebre. Es una patología que afecta a todos los órganos y trabajás todo el día para mantenerlos lo más sanos posible".

La fibrosis quística es una enfermedad genética, hereditaria y que modifica el funcionamiento de las glándulas de secreción externa y daña distintos órganos del cuerpo como el páncreas, hígado o el aparato respiratorio. Afecta los bronquios y altera la respiración y el 80% de los pacientes tienen afectado el aparato digestivo. 

Según datos médicos, seis de cada diez pacientes con la enfermedad de más de 12 años piden para su tratamiento Trikafta, que la fabrica un solo laboratorio a nivel mundial. El costo es de alrededor de US$300.000 dólares anuales .

Aunque no cuenta con la autorización de la Anmat , ante tratamientos compasivos la Justicia avala sortear ese impedimento legal. La medicación no revierte la enfermedad, solo es paliativa y debe aplicarse de por vida. Como las obras sociales no puede comprar medicamentos no autorizados, en la práctica se deposita el dinero en una cuenta judicial para que el paciente afronte la importación. La paciente presentó ante la Justicia el certificado con que Anmat le autorizó la importación del medicamento.

El fallo judicial establece que la negatoria de Apross "no puede ser reputada como manifiestamente ilegítima o arbitraria, cuando, precisamente, se motiva en normas vigentes". Además, exhorta a las autoridades sanitarias "nacionales y provinciales para que expresen y promuevan activamente la imperiosa necesidad de contar con una legislación específica, esto es la Ley sobre protección de los pacientes con fibrosis quística" que ya tiene media sanción.

La Justicia entiende que ese es el camino para "asegurar la asistencia a la población que padece esta enfermedad, ya sea que pertenezcan al sector público de los servicios sanitarios, o bien, que cuenten con la protección de una obra social privada o pública" por el costo del tratamiento. En esa línea, pide al Ministerio de Desarrollo Productivo, que adopte con relación a la Trikafta las mismas prácticas administrativas que con el principio activo nusinersen (Spinraza) .

En marzo del 2019 la Anmat registró esa droga para los niveles 1, 2 y 3 de la Atrofia Muscular Espinal (AME); era un reclamo que desde hace dos años llevan adelante las familias de los pacientes que ahora deben esperar por el plan de cobertura que dispondrá la Secretaría de Salud.

Fuente: La Nación

viernes, 3 de julio de 2020

Red Nacional de Salud Digital: ya se registraron casi tres millones de personas

Es un tema que los médicos conocen bien: las personas llegan a la consulta después de haber sido atendidas por diferentes profesionales, o van a una clínica privada para obtener un diagnóstico por imágenes, pero para recibir atención médica se dirigen luego al hospital público. También los pacientes saben de qué hablamos, ya que este peregrinaje los obliga a reunir copias en papel de los resultados que deben llevar cada vez que se atienden en un nuevo sitio.


La clave para abordar esta problemática -cuyos impactos van más allá del papeleo extra- está en la inversión tecnológica y en la simplificación de procesos. Por eso desde hace un tiempo el Estado nacional apuesta a consolidar una plataforma que permita interconectar los diferentes sistemas de información existentes en el país. Una plataforma que contenga todos los datos médicos del paciente y resulte a la vez accesible y confidencial.

En esa línea, el Ministerio de Salud de la Nación decidió diseñar junto con un empresa de software de código abierto una Red Nacional de Salud Digital que habilita no solo a mejorar la experiencia de los pacientes, sino que además permite a los centros médicos acceder de forma segura a los datos de pacientes de distintos proveedores.

A partir de la Red Nacional de Salud Digital cada ciudadano tiene a disposición una historia clínica electrónica interoperable y puede acceder a otros servicios digitales como recetas electrónicas, permitiendo que en un futuro cercano la información en términos de salud sea propiedad del paciente.

El proyecto se originó a mediados de 2018, y desde la primera implementación se registraron ya de forma voluntaria casi tres millones de pacientes de 24 provincias. Gracias al uso de una interfaz central de programación de aplicaciones, todos los centros de salud del país pueden solicitar y transferir información que se verifica con un sistema de identificación cruzada de pacientes en tiempo real.

El desafío informático

Desde lo técnico la creación de una red digital de este tipo no era tarea fácil: los registros médicos electrónicos universales requieren de una tecnología escalable y segura, y las bases de datos con las que el Ministerio contaba se basaban en soluciones heredadas y poco ágiles, que tampoco podían actualizarse para ofrecer las funciones de integración que hacían falta.

"El Ministerio se enfrentó con la necesidad de automatizar tanto el flujo de las estadísticas de la salud pública como la gestión de los sistemas subyacentes. Por eso se buscó crear una infraestructura de TI flexible y estable, basada en tecnología de contenedores y microservicios que habilitara la escalabilidad en el corto plazo", recuerda Fernando Núñez, director de Sistemas de Información del Ministerio de Salud de la Nación.

Lo que viene

A partir de esta nueva Red Nacional de Salud Digital la Argentina puede ahora seguir en la búsqueda de soluciones que mejoren la experiencia de los pacientes. De hecho, se está en proceso de implementar un estándar nacional de prescripciones digitales que permitirá a los médicos expedir recetas, corroborar las interacciones con otros proveedores y compartirlas de forma digital con las farmacias, para eliminar el papeleo y las verificaciones de cobertura.

Según Núñez, los pacientes que deban viajar para someterse a tratamientos por enfermedades crónicas recibirán atención médica de especialistas con acceso a toda su información en materia de salud, mientras que los proveedores de distintas ciudades podrán colaborar para garantizar a los pacientes la más alta calidad de atención.

Claro que la escalabilidad del sistema es clave para el éxito de la nueva red digital, de hecho se prevé un aumento de cerca de 1200% en la cantidad de transacciones de historiales clínicos para fines de 2020. No obstante, la nueva infraestructura basada en contenedores y microservicios está preparada para enfrentar el desafío que supone este rápido crecimiento.

En cuanto a la confidencialidad de los datos, Núñez explica que también con este factor tuvo que ver la elección de la tecnología de Open Source, "que al estar sujeta al escrutinio público constante de los miembros de la comunidad, desde los desarrolladores individuales hasta los colaboradores más importantes, ofrece un método cifrado, protegido y controlado".

Sobre la base de esta infraestructura desarrollada para la Red Nacional de Salud Digital se diseñó el tablero de control con toda la información oficial y necesaria sobre el avance del coronavirus en el país para la Sala de Situación que se encuentra dentro del Ministerio de Salud. Este tablero se generó cruzando datos de todos los organismos provinciales y permite, entre otras cosas, distinguir los casos fatales con enfermedades preexistentes, observar la evolución del porcentaje de positividad de las muestras realizadas y analizar los índices de mortalidad, segmentado por provincia, por género y grupo etario. El tablero también visualiza datos estratégicos, como el porcentaje de camas disponibles y la situación de salud del personal médico, informando quiénes fueron contagiados en servicio. Esta metodología de seguimiento, además, podrá ser utilizada en el futuro para el análisis de situación de otras epidemias, como el dengue o los nuevos brotes de sarampión.

La solución

Durante su búsqueda, el Ministerio optó por adentrarse en la tecnología de Open Source. Según afirmaciones de la empresa de software contratada, la tecnología de código abierto significa colaboración entre distintas comunidades de ingenieros y desarrolladores. El software que alguien crea en una parte del mundo se encuentra disponible para todas las demás personas que tienen los mismos problemas, lo cual implica que todos pueden trabajar como equipo para una mejor solución.

Al mismo tiempo, era necesaria una solución capaz de proporcionar las funciones y el rendimiento adecuado. Para poder satisfacer ese requerimiento, la empresa de software ofreció la tecnología de Open Source empresarial y la consultoría práctica de expertos para combinar el potencial de herramientas tecnológicas modernas con una cultura de trabajo distinta, que genere nuevas dinámicas y procesos. De esta forma, se apostó a una plataforma nativa en la nube, con gran parte de sus operaciones automatizadas, que posibilite la integración entre las bases de datos de los proveedores de atención médica y el sistema de información del Ministerio de Salud de la Nación.

"La historia clínica electrónica unificada es un hito en la historia de la salud pública argentina. Se había intentado hacer esto durante años, en pos de alcanzar la difícil interoperabilidad entre distintos formatos correspondientes a cada centro de salud. Hoy en la Red Nacional de Salud Digital no fue necesario el cambio el software, ni la base, ni la plataforma que usa cada uno de los proveedores de salud", indica Fernando Núñez, y agrega: "Ahora no necesitamos un mismo formulario, sino que la plataforma puede tomar diferentes planillas con diversos formatos, integrar los datos y hacerlos legibles. Es la primera vez que en Argentina se pueden juntar todos los datos de distintas fuentes".

Con esta tecnología se logró al fin interoperar con distintos formatos, integrando información de diferentes fuentes y cumpliendo con estándares de información de salud, sin que los hospitales y proveedores de salud tengan que cambiar su infraestructura de TI.

Fuente: La Nación

jueves, 2 de julio de 2020

Salud Digital: OSPJN debe garantizar acceso a la salud a través de medios digitales


Un fallo ordenó cautelarmente a la Obra Social del Poder Judicial de la Nación que garantice a sus afiliados el acceso a la salud a través de medios telefónicos o de mensajería instantánea.


En autos “SINDICATO DE TRABAJADORES JUDICIALES DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES c/ OBRA SOCIAL DEL PODER JUDICIAL DE LA NACION s/ AMPARO DE SALUD”, el Juzgado Civil y Comercial Federal 8, a cargo de Marcelo Gota, dispuso que la  Obra Social del Poder Judicial de la Nación -OSPJN-  deberá arbitrar las medidas pertinentes a fin de garantizar a sus afiliados un efectivo acceso a la salud,   brindando  la atención correspondiente,   mediante   sistemas   telefónicos   y/o   de mensajería   instantánea,   dentro   del   horario habitual  de funcionamiento de la OSPJN. 

El Sindicato de Trabajadores Judiciales de CABA denunció que en la página Web de la Obra Social del Poder Judicial se indica un nuevo teléfono del conmutador de la Obra Social, con los internos respectivos, pero no se exterioriza ningún mail para urgencias, solo la posibilidad de ingresar el mensaje.

Asimismo, desde SITRAJU indicaron que al intentar comunicarse al número indicado en el sitio Web, en todas las oportunidades una grabación informó que “no se puede completar la llamada en este momento, intente más tarde”, y que tampoco fueron atendidos por ninguno de los internos indicados para la atención al afiliado.

A resolver el planteo, el juez Gota evaluaron “el peligro en la demora” que supone “un estado de incertidumbre para los beneficiarios en cuanto a la atención médico ¬asistencial que les corresponde al amparo de esa afiliación”.

Para hacer lugar a la medida cautelar impetrada, el magistrado afirmó que “impresionan como mucho más gravosas las consecuencias que para los afiliados tendría el rechazo de la cautela,  que para  la  Obra Social  demandada  garantizar  la atención eficaz de los servicios de salud brindados y cumplir con las prestaciones a su cargo, hasta tanto se resuelva la controversia”.

Además, en el marco de la extensión del aislamiento y del endurecimiento de las restricciones en el AMBA, en el fallo se consideró que “corresponde hacer lugar a la cautelar peticionada,  con el alcance que se indicará, toda vez que las medidas aludidas no han sido comunicadas de manera certera a la totalidad de los afiliados, ya sea mediante correos de mail oficiales o simplemente publicados en el sitio web”.




Conforme las normas vigentes se hace saber que las sentencias que se replican en este blog son de carácter público y sólo el órgano jurisdiccional del que emana la decisión impondrá limitaciones a su publicación por razones de decoro o en resguardo de la intimidad de la parte o de terceros que lo hayan solicitado de manera expresa.