lunes, 26 de septiembre de 2022

Salud y tecnología: una sinergia que se aceleró con la pandemia y que se proyecta en el futuro

Especialistas exponen las últimas tendencias en medicina, junto con el importante rol de la innovación tecnológica para su desarrollo.


La pandemia fue un antes y un después también en temas de tecnología y salud, y cambió la forma en la que los pacientes se relacionan con los médicos, sobre todo con el auge de la telemedicina. “Nosotros fuimos escalando de forma ordenada y progresiva desde 2015 con la asistencia remota. Gracias a eso, cuando empezó la pandemia estuvimos preparados para atender a nuestros pacientes”, explicó Mariano Allende Iriarte, subgerente médico de Urgencias de OSDE.

El ejecutivo especifica que, al día de hoy, la empresa lleva realizadas 933.000 consultas virtuales, con una proyección de superar el millón a fin de año. “Más de un 97% tiene un índice de satisfacción altísimo”, añadió Allende Iriarte durante el segundo capítulo de Bienestar y Salud, organizado por LA NACION, donde, junto a otros especialistas del sector, brindó su opinión y visión respecto del potencial argentino y regional en el mundo de la salud.


Tal y como lo definió Leandro Zuza, director asociado de la Unidad de Negocio de Soluciones Integradas de Becton Dickinson Cono Sur, una empresa que se dedica a innovar en el mundo del diagnóstico, la pandemia dejó dos cambios importantes: una nueva modalidad de trabajo y una gran aceleración en cuanto a la tecnología. “Tuvimos que desarrollar en muy poco tiempo una prueba que generalmente lleva años de investigación, a través de una tecnología nuestra”, explicó el ejecutivo, refiriéndose a los test PCR que la firma puso en funcionamiento en sólo 45 días en el sistema de salud.

A su vez, Pablo Santos, líder de Negocio de Informática en Salud de Philips Región Sur, expuso que en tecnología e informática médica la Argentina siempre fue pionera dentro de lo que es Latinoamérica. “La pandemia desnudó muchas de las situaciones que sufrían las instituciones para llegar a sus pacientes por falta de madurez digital, entonces en función de eso hizo que se vuelva mucho más permeable el mercado”, ilustró bioingeniero de profesión, en diálogo con Ignacio Federico, periodista de LA NACION y moderador del panel.

Santos expuso que el principal objetivo de la compañía está centrado en tecnología para salud y en informática médica. Iniciaron operaciones en 2019 con un software de historia clínica electrónica, por lo cual la pandemia los encuentra con un paso adelante. “Pudimos ayudar mucho para acompañar a las instituciones en la respuesta que le tenían que dar a sus pacientes”, añade.

¿Cómo es el día después de la pandemia? “Sin duda la telemedicina vino para quedarse. Hoy estamos en un 65% de visitas virtuales y un 35% de presenciales. Esto no reemplaza al médico que tiene que ir a tu casa por urgencias más graves, pero nuestro desafío es seguir por acá. Para las personas que no les resulta amigable el sistema virtual, también entendimos que había que abrir más canales de comunicación: el telefónico, el WhatsApp y hasta una plataforma mobile”, explicó Allende Iriarte, de Osde.

La innovación de la tecnología tiene un rol clave en la salud. “Un diagnóstico temprano implica un 70% de probabilidad de supervivencia a cinco años, y un diagnóstico tardío, un 58%. El impacto es muy fuerte, estamos hablando de vidas en el medio”, dice Zuza, quien indica que cuentan con tecnología para realizar diagnósticos tempranos, que pueden discernir entre células enfermas o sanas, en cuestión de horas.

¿Qué desafíos tecnológicos quedan en telemedicina y a qué otros segmentos se expande la tecnología? “Los desafíos siempre son de personas y tecnología, entonces lo que tenemos que hacer las instituciones de salud es ver cómo tendemos ese puente entre esos dos puntos. En particular, en telemedicina estamos trabajando en ampliar el acceso de la salud, sobre todo en Latinoamérica, donde el 30% de la población no tiene acceso a una atención médica de calidad. En ese sentido, intentamos democratizar el acceso a la salud. Además, hoy también trabajamos en poder acelerar los diagnósticos con tecnología que permite hacerlo sin importar dónde esté el paciente o el profesional indicado para atender ese caso”, analizó Santos.

La receta electrónica fue otro de los grandes avances de los últimos años. “Fue un cambio radical: no se utiliza papel, el acceso es 7x24 y tenemos el consenso con todas las líneas de las farmacias para facilitarle al afiliado el proceso. Claramente es un beneficio desde donde uno lo mire, desde el punto de vista ambiental, social y económico”, revela Allende Iriarte, quien reafirma el compromiso de la compañía con respecto a progresar en este punto.

En cuanto a tendencias en salud, el ejecutivo de Becton Dickinson expuso la importancia del diagnóstico oportuno: “Tiene que ver con la certeza, es decir, con la velocidad, pero sin perder precisión. También una tendencia muy fuerte en el mundo es llevar el diagnóstico al paciente, y no el paciente al laboratorio. La descentralización en el acceso en términos de beneficios es muy fuerte en el sistema de salud, pero para esto también necesitamos conectividad”.

El futuro de la salud en cuanto a la tecnología dispara nuevos comportamientos. “Algo que llegó para quedarse es la consumerización de la salud: los pacientes quieren consumir sus datos y eso lo que hace es ayudar a que esté más comprometido con su tratamiento y entenderlo mejor. En definitiva, tiene un impacto positivo que es el de enganchar al paciente”, cerró santos.



Fuente: La Nación

viernes, 23 de septiembre de 2022

Cinco especialidades en las que la inteligencia artificial ya ofrece grandes avances

La aplicación de la inteligencia artificial en la medicina es cada vez mayor. La IA posibilita que las máquinas procesen y analicen datos médicos y facilitan la realización de diagnósticos precisos y más rápidos. Además, pueden agilizar los tiempos de investigación para el desarrollo de nuevos fármacos, mejorar la calidad de vida de personas dependientes y mayores o mejorar el seguimiento de pacientes crónicos. Estas son algunas especialidades donde los últimos avances de la IA está ofreciendo resultados revolucionarios.


Dermatología

El cáncer de piel representa en el mundo un tercio de todos los casos diagnosticados de cáncer y la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una poderosa herramienta para su diagnóstico temprano. 

Según datos aportados por la Asociación Española de Dermatología y Venereología en la actualidad ya se está utilizando la IA para establecer diagnósticos diferenciales precisos frente a patologías comunes como la psoriasis, la dermatitis atópica o el acné, así como para el desarrollo de protocolos terapéuticos personalizados y la predicción de resultados a medio y largo plazo. También desempeña un papel fundamental para la teledermatología, donde el diagnóstico en remoto se apoya en aplicaciones que permiten el reconocimiento de imágenes.

En dermatología oncológica, la IA contribuye a automatizar el diagnóstico de los tumores cutáneos, ya que permite diferenciar entre lesiones melanocíticas y no melanocíticas, llegando incluso a establecer clasificaciones más precisas, dentro de estos dos grandes grupos tumorales. 

Ello supone una ventaja para el diagnóstico temprano del cáncer cutáneo y ayuda a generar sistemas de cribado capaces de priorizar los casos en función de su gravedad. “La inteligencia artificial permite a los pacientes con cáncer de piel llegar antes a nuestras consultas”, señala el doctor Antonio Martorell, dermatólogo del Hospital Manises de Valencia.

Al mismo tiempo, las aplicaciones basadas en inteligencia artificial resultan interesantes para el diseño de modelos que generan algoritmos de predicción a partir de datos anonimizados procedentes de pacientes. Como ejemplo, existen algoritmos computacionales que permiten predecir la progresión metastásica del melanoma cutáneo basándose en los datos de expresión genética y microRNA del propio tumor. “La IA nos ofrece la posibilidad de determinar, en base a predicciones algorítmicas, qué pacientes pueden llegar a tener peor pronóstico. El Big Data y el análisis de esos datos nos van a permitir segmentar mejor a los pacientes y personalizar más los tratamientos”, asegura el doctor.

Fuera del ámbito de la onco-dermatología, existen otros interesantes trabajos de inteligencia artificial liderados por dermatólogos. Uno de ellos es el proyecto Skiana-care, que dirige el propio Martorell, y consiste en una aplicación diseñada para smartphone que permite evaluar la severidad de pacientes que sufren acné juvenil. El usuario se fotografía a sí mismo con el móvil, de modo que la aplicación es capaz de determinar el grado de extensión de las lesiones cutáneas y establecer la gravedad del mismo. Este modelo informático tiene como objetivos el educar a la población juvenil en la salud de la piel y a su vez identificar a los pacientes que pudieran necesitar a futuro atención dermatológica especializada a fin de prevenir la formación de cicatrices, en función del nivel de gravedad y perfil del acné detectado.


Pacientes con dolor

Otra de las aplicaciones de la inteligencia artificial es el abordaje del dolor. Por ejemplo, la plataforma dolor.com ha incorporado recientemente una herramienta de tele-rehabilitación denominada Trak. Esta aplicación de fisioterapia digital utiliza la cámara del móvil, tablet o portátil, para que su sistema de inteligencia artificial analice las posiciones y el rango de movimiento del paciente en tiempo real. De esta manera, la persona recibe correcciones mediante mensajes de voz y texto durante el ejercicio.

La herramienta ya ha sido testada en diversos centros de España como el Hospital Universitario de Torrejón (Madrid); el Hospital Universitario del Vinapoló (Elche); y el Hospital Ribera Povisa (Vigo), y en su desarrollo y diseño han participado fisioterapeutas y médicos especialistas. Se presenta como una “alternativa” frente a la “carencia de un método estándar de tratamientos de rehabilitación” y facilita que los pacientes, desde su domicilio, completen los ejercicios terapéuticos desde cualquier dispositivo. 

“La realización de ejercicio físico resulta fundamental en cualquier proceso de rehabilitación, pero observamos cierta dificultad para que los pacientes cumplan con las rutinas y se adhieran al tratamiento”, insiste Jon Vital, CEO y cofundador de Trak.


Cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es el tercero más diagnosticado a nivel mundial, con cerca de dos millones de nuevos casos anuales. La detección precoz de este tumor es fundamental y la colonoscopia la prueba de cribado por excelencia, ya que gracias a los avances de la tecnología ofrece cada vez mejores prestaciones en detección y extirpación de pólipos.

La compañía Fujifilm ha incorporado recientemente en los equipo de las áreas de endoscopia el llamado Cad Eye, un software con una función para la caracterización de pólipos de colon que utiliza un sistema de Inteligencia Artificial (IA) basado en Deep learning, que va ‘aprendiendo’ de imágenes y vídeos de alta definición.

Gracias a este aprendizaje, ofrece resultados a los profesionales sanitarios para mejorar el diagnóstico de cada paciente, generando una predicción histológica sobre los pólipos sospechosos que aparecen en la imagen con la que se puede determinar si son hiperplásicos o neoplásicos. Esta tecnología detecta y caracteriza lesiones, por el momento sólo en el tracto digestivo inferior aunque, con el tiempo y ese ‘aprendizaje’ constante a través de actualizaciones podrá hacer lo mismo en la zona del estómago y del esófago.

Combinado con la cromoendoscopia LCI, el sistema Cad Eye mejora notablemente la detección en tiempo real de los pólipos de colon y los adenomas, hasta un 100% especialmente de las lesiones aserradas planas de muy difícil detección. De esta manera, cuando un pólipo sospechoso se detecta dentro de la imagen endoscópica, el equipo indica el área donde se encuentra, acompañándolo de una señal sonora y sin necesidad de realizar operaciones complicadas, como la magnificación y la captura de imagen, ya que se activa automáticamente.

“Se convierte así en un software muy útil que facilita la labor de los profesionales y que ayuda a desarrollar una tarea formativa en aquellos endoscopistas menos experimentados en el diagnóstico óptico de lesiones, ayudándoles así con el resultado diagnóstico. Además, tiene el potencial de reducir el coste de la histopatología reduciendo el número de biopsias innecesarias de las muestras recogidas durante las endoscopias”, asegura Pedro Mesquita, director general de Fujifilm para España y Portugal.


Cáncer de mama

La inteligencia artificial a través de nuevos sistemas con tecnología 'deep learning' ya es capaz de detectar lesiones sospechosas de cáncer de mama tanto en mamografía digital como en tomosíntesis, asignándoles una puntuación en función de la probabilidad de malignidad.

Como apoyo a los radiólogos en el cribado de cáncer de mama permitirá detectar mayor número de cánceres, que se diagnosticarían en estadíos más precoces, lo que supondría un mejor pronóstico para la paciente y la utilización de tratamientos menos agresivos, explicaba la doctora Esperanza Elías, radióloga especialista en Inteligencia Artificial aplicado al cribado de mama, en el último congreso de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM).

La inteligencia artificial también es capaz de clasificar las mamografías en función de la probabilidad de malignidad, permitiendo al radiólogo focalizar sus actuaciones en aquellas con mayor probabilidad de cáncer. “Aunque son necesarios más estudios prospectivos realizados en entornos reales clínicos, la inteligencia artificial a corto plazo tendrá un papel muy destacado en mamografía” apunta la doctora Elías. Los estudios demuestran que se podría disminuir la carga de trabajo en los programas de cribado hasta en un 70% sin disminuir la sensibilidad, lo que disminuiría la demora.


Salud bucodental

En el ámbito de la odontología y la salud dental destacan proyectos como el creado por DentalMonitoring, que ha desarrollado un software dental pionero para la monitorización remota. Esta herramienta funciona utilizando un smartphone y el hardware ScanBox Pro, para ayudar a los pacientes a tomar fotos intraorales de alta calidad.

“Los usuarios pueden enviar las imágenes escaneadas de su boca directamente a la plataforma de DentalMonitoring que puede localizar, calcular y evaluar 137 observaciones intraorales diferentes, supervisando desde el seguimiento de los alineadores hasta la desconexión de los brackets, la erupción de nuevos dientes e incluso crear simulaciones realistas. Este análisis es posible gracias a que contamos con una base de datos de imágenes muy completa, que nos permite detectar cualquier anomalía de forma precisa y diseñar un tratamiento de mayor calidad”, comenta Elvira Antolín, especialista Odontología, Ortodoncia y Ortopedia dentofacial.

El uso de este software es un complemento para los profesionales que se puede usar sea cual sea el aparato o la marca utilizada en el tratamiento. “Con esta herramienta podemos analizar cada imagen píxel a píxel, pudiendo personalizar al máximo el tratamiento de los pacientes y haciendo un seguimiento muy preciso. Esto da como resultado una mayor adherencia e incluso la anticipación a posibles problemas que se puedan desarrollar a lo largo del tratamiento, ya que el sistema alerta al profesional cuando detecta cualquier problema”, cuenta la odontóloga.



Fuente: 20 Minutos

jueves, 22 de septiembre de 2022

Salud y cambio climático: una relación de doble impacto

Las grandes sequías o inundaciones y las olas de calor repercuten de manera directa en las vías respiratorias o el contagio de enfermedades casi olvidadas. La contaminación del agua y los alimentos deriva en trastornos alimentarios, diarreas crónicas y desnutrición. Los desafíos que se presentan al sistema sanitario en esta nota con el secretario de Salud Jorge Prieto.

Jornadas sucesivas con altas temperaturas, falta o exceso de lluvias, modificación de la frontera subtropical, vectores de enfermedades vinculadas con las oscilaciones climáticas son algunos de los riesgos que se ciernen sobre la población; y tendrán mayor o menor impacto según su ubicación geográfica y sus condiciones de vulnerabilidad.

En este diálogo con Jorge Prieto, secretario de Salud de la provincia de Santa Fe, se analizan algunas premisas acerca de la relación entre salud y cambio climático. No solo sobre los efectos directos en las personas sino también sobre el propio sistema sanitario que tiene mucho para aportar en la moderación de sus efectos.


- ¿Existe una relación concreta entre el cambio climático y la salud? ¿Cómo se manifiesta?

- El cambio climático constituye una de las áreas más críticas para la salud que es y será afectada a través de los distintos determinantes que pueden ser causantes o causales como los impactos directos de las grandes sequías, de las grandes inundaciones y las olas de calor afectando a los sistemas y aparatos de las personas, por ejemplo las vías respiratorias, generando un efecto directo o permitiendo la permeabilización de enfermedades cuyo ingreso se produce por esa vía; por ejemplo, en nuestras fosas nasales donde una irritación permite que las bacterias o virus presentes generen un proceso de resfriado común. O bien la irritación por contacto directo con la conjuntiva, los ojos y la piel. O por la transmisión de enfermedades a través de los vectores.

Esto va de la mano de determinantes que tienen que ver con la inseguridad alimentaria, es decir, la contaminación de los alimentos y del agua con enfermedades hídricas que traen aparejadas desnutrición o diarreas crónicas.


- ¿Hay una afectación también sobre la salud mental?

- La salud mental, más aún en post pandemia, debe ser incorporada en la agenda de los temas de salud. Porque para generar bienestar de esa compleja relación de los componentes que afectan la salud mental, como los factores genéticos, sociales, hay algo fundamental que tiene que ver con el estilo y sobre todo la calidad de vida.

A las exposiciones ambientales, donde la relación parece tener cierto vinculo, muchas veces se suman situaciones que se potencian frente a políticas no inclusivas, como las que afectan a las comunidades más marginadas en las que estos cambios e inequidades generan alteraciones en la salud mental.


- ¿Qué acciones se están evaluando a nivel provincial y nacional?

- Desde la salud comunitaria se está trabajando con efectores abiertos a la comunidad. Muchas bacterias o virus se activan más frente a las bajas o las altas temperaturas, o proliferan enfermedades que se transmiten por esos medios a través de vectores. Así tenemos el paludismo, el zika, la meningitis, hepatitis, dengue, cólera.


- ¿Qué relación puede tener el cambio climático con la pandemia de Covid-19?

- Hay interrogantes sobre esa relación y acerca de qué hizo eclosionar al virus. Aquí, quienes hablan y saben sobre el tema se preguntan qué pasa cuando ocurre un evento como este, que fue prolongado. Nos ponemos a analizar algunos interrogantes: el calentamiento global o el cambio climático puede ser una causa. Es un interrogante, no puedo decir que uno fue causante de la otra pero si hubo interacciones positivas y negativas con fluctuaciones en los contagios.

Decíamos que el Covid era una enfermedad de interiores: una de las serias dificultades que tuvimos fue evitar cerrar nuestras ventanas y puertas, mantener le distanciamiento y los ambientes ventilados.


- ¿Cómo se puede enfrentar esta problemática que afecta al mundo?

- Una de las dificultades es tratar este problema que se debe abordar en forma global. Debe ser una responsabilidad de todos con una gobernanza sólida. No nos debemos adaptar a los cambios, ni debemos relajar los cuidados evitando la afectación con medidas simples. Debemos evitar la propagación, hidratarnos bien, hacer actividades saludables, adherir a los programas de vacunación, higienizarnos las manos, hacernos chequeos y controles.

Hoy la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otros organismos internacionales trabajan en acciones para controlar y disminuir los impactos del cambio climático y buscan capacitar a los centros de salud para que se pueda trabajar desde las alertas tempranas con planificación y prevención.


- ¿Qué acciones puede desarrollar el sistema de salud para afrontar esta problemática?

- El cambio climático no es un problema para las generaciones futuras: ya está sucediendo. Se registran en el planeta muchas muertes por las altas temperaturas, la media supera los valores históricos, hay desastres naturales y enfermedades que son sensibles al clima y generan otras condiciones de salud.

El cambio climático exacerba algunas amenazas para la salud y crea desafíos hacia la salud pública. Europa, en particular, fue noticia por los más de 2000 personas fallecidas por golpes de calor. El sector de la salud tiene un papel importante para desempeñar a través de la reducción de gases de efecto invernadero que son los que impactan en el ambiente.

Tenemos que pensar en ecologizar las instalaciones de los efectores de salud con uso de paneles solares, eficiencia energética y gestión de residuos. En el mundo no llega al 1 % el financiamiento en proyectos de salud.

Los cambios climáticos generan mucho daño en la infraestructura de salud a nivel mundial. Por eso la OPS reconoce que el cambio climático tiene un riesgo significativo en la salud y el bienestar, y requiere esfuerzos concertados en todas las autoridades, no solo sanitarias.




Fuente: El Litoral

miércoles, 21 de septiembre de 2022

Según un estudio, las apps de salud sexual presentan deficiencias en la protección de la privacidad

El estudio incluye entre las mejor valoradas a ‘Euki’, por no recopilar ninguna información personal de los usuarios, que se almacena de forma local en el dispositivo.

Las aplicaciones que se engloban en la categoría de salud sexual y reproductiva presentan deficiencias en la protección de la privacidad de los usuarios, como ha determinado la fundación Mozilla en su guía ‘Privacidad no incluida’.

La Fundación Mozilla ha analizado 25 aplicaciones y relojes inteligentes con dicha monitorización para determinar su nivel de privacidad, clasificándolas en categorías que abarcan desde ‘no espeluznante’ hasta ‘súper espeluznante’. De todos los productos, solo siete tienen medidas de privacidad aceptables.

El estudio incluye entre las mejor valoradas a ‘Euki’, por no recopilar ninguna información personal de los usuarios, que se almacena de forma local en el dispositivo, aunque sí se vincula con otros servicios externos que podrían tener sus propias políticas de privacidad de los datos.

También destaca ‘Natural Cycles - Birth Control’, una ‘app’ sueca que cumple con el Reglamento General de Protección de Datos europeo, pero que recoge “un montón” de datos de los usuarios, aunque deja claro que no los vende a terceros.

Bioo presentó un sensor que se inserta en la tierra y genera su propia energía para no depender de baterías o paneles solares que terminen contaminando el ecosistema.

Los relojes Garmin, Apple Watch, Fitbit, Whoop Strap 4 y el anillo Oura Ring también cuentan con valoraciones positivas sobre las medidas de privacidad implementadas para proteger los datos de los usuarios y darles control sobre ellos.

El resto, sin embargo, presentan problemas de privacidad preocupantes. Es el caso, por ejemplo, de ‘Period Calendar Period Tracker’, que resulta confusa desde su origen, ya que no determinada ni quién es el desarrollador ni cuál su política de privacidad. La descripción de sus funciones tampoco es clara.

Lo más habitual, sin embargo, es que recopilen grandes cantidades de información personal y de uso, y que en sus políticas incluyan que venden estos datos a terceros o los usan para ofrecer publicidad, algo habitual en las que son gratuitas.



Fuente: La Voz