jueves, 12 de diciembre de 2019

Se autoriza a una menor a realizarse una mastectomía bajo la Ley de Identidad de Género

Partes: F. P. J. y O. M. C. s/ autorización judicial

Tribunal: Juzgado de Familia de San Juan 
Sala/Juzgado: 3 
Fecha: 12-feb-2019

Se autoriza a una menor a realizarse una mastectomía instada dentro del marco de la Ley de Identidad de Género, toda vez que ha prestado libremente su expresa conformidad, cuenta con asistencia de sus progenitores y ha comprendido el alcance de las consecuencias médicas de la cirugía a realizarse.

Sumario:

Resultado de imagen para law and health"
1.-Corresponde autorizar al menor a la realización de la intervención quirúrgica mastectomía instada dentro del marco de la Ley de Identidad de Género y de acuerdo a lo que establece el art. 11 de la Ley 26.743, en tanto se trata de una intervención con claro riesgo para su salud y que es irreversible toda vez que ha prestado libremente su expresa conformidad, cuenta con asistencia de sus progenitores y ha comprendido el alcance de las consecuencias médicas de la cirugía a realizarse.

Fallo:

N.R: Se advierte que este fallo no se encuentra firme.

San Juan, 12 de febrero de 2019.

VISTOS Y CONSIDERANDO:

1) Estos autos venidos a despacho para resolver el pedido formulado por el Sr. C. V. F. O. (16 años de edad), con la conformidad de sus progenitores, Sres. P. J. F. y M. C. O., a los fines de obtener la autorización judicial requerida por la Ley 26.743 para la realización de una intervención quirúrgica consistente en una mastectomía (extirpación de sus glándulas mamarias). Que la acción instada se la realiza dentro del marco de la ley de identidad de género N° 26.743, solicitando la autorización judicial allí exigida cuando de un menor de edad se trata, toda vez que C. V. F. O. tiene dieciséis (16) años a la fecha de promoción del proceso judicial. Acompañan partida de nacimiento e informe psicológico.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

2) Manifiestan en forma conjunta padres e hijo que desde niño comenzó a sentir incómodo con su cuerpo, con su fisonomía femenina, acrecentándose esa situación con el pasar de los años, al punto tal que decidió dejar de esconderse y hablar con sus padres para hacerles saber su decisión de cambiar el género.

Que ello fue acompañado por una psicóloga que respalda el estado psicológico en el que se encuentra. Que hoy ya tiene su documento de identidad como varón (procedimiento previsto por el art. 4° de la Ley 26.743), habiendo comenzado su tratamiento con hormonas a los fines de su masculinización, debiendo realizarse a la brevedad la mastectomía referida.

3) Que a fs. 05 se le da curso a la acción promovida solicitando dictamen de la Sra. Asesora Oficial correspondiente.

Que corrido el traslado referido, la Dra.Patricia Sirera, titular de la Asesoría Oficial N°2, sugiere que de conformidad a la Ley N° 26.061 de protección integral de los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes, se de intervención al Gabinete Técnico del Juzgado a los fines de la realización de entrevistas con la psicóloga particular interviniente y con el menor, considerando su autonomía progresiva y el derecho constitucional a ser oído, lo que así se ordena a fs. 07.

4) Que a fs. 10/12 se glosa a los autos el informe del Gabinete Técnico del Juzgado, al que debo remitirme brevitatis causa, no sin antes hacer referencia a ciertos pasajes que considero de importancia para la resolución de la presente causa.- De dicho informe surge:

a) que C. ya posee su nuevo documento de identidad en el cual consta su nuevo género, importando ello la rectificación registral del sexo; b) que ello le trajo aparejado la necesidad de cambiar de institución educativa, toda vez que en el Colegio católico al cual concurría se forzaba a sí mismo a mantener una imagen de la que no se sentía parte, percibiéndose incluso discriminado; c) que se percibe en C. un jóven seguro de sí mismo, con adecuada autoestima, con un discurso coherente y acorde a sus propias convicciones y deseos, con conciencia lúcida; d) que no obstante haber nacido biológicamente como mujer se siente hombre, encuadrando lo mencionado dentro de la clasificación del Manual de Diagnóstico Estadístico de los Transtornos Mentales en la categoría de “Disforia de Género”, en alusión al “disgusto, desajuste o molestar con el sexo biológico que le ha correspondido al sujeto”, y que ello le acontece desde los seis años de edad; e) que se encuentra informado respecto de las intervenciones que debe llevar a cabo para arribar a los cambios físicos que desea. Asimismo, se informe que “se infiere en C.un deseo de ser intervenido quirúrgicamente, a fin de extirparle la glándula mamaria y arribar así, a una apariencia física, acorde a su deseo y a su percepción psicofísica. Es consciente del alcance de la operación quirúrgica y de lo que ello implica (renunciar a su femineidad y maternidad)” (el subrayado me pertenece- fs. 11).

Concluye la profesional interviniente que: “Por todo lo expuesto y teniendo en consideración el deseo de C. V. F. O., quien ha adquirido su nuevo Documento Nacional de Identidad y se encuentra realizando tratamiento hormonal, se sugiere, salvo mejor criterio de S.S. que se autorice y efectivice la intervención quirúrgica correspondiente a la mastectomía, que el mismo junto a sus padres, solicitan al Juzgado” (fs. 12).

5) Que corrido que fuera la vista al Ministerio Pupilar, la Dra. Patricia Sirera afirma que “cuando una persona busca la definición sustancial de su persona, como individuo y ser humano, tiene derecho a la reafirmación de su identidad sexual y personal con la obtención de la documentación pertinente que indique su sexo y su nombre que refleje su realidad. Ello Sistema Argentino de Información Jurídica es imprescindible para el ejercicio pleno de sus derechos personalísimos, como respuesta jurisdiccional que complete su dignidad personal y haga realidad sus derechos constitucionales de vivir dignamente, acorde con su proyecto de vida, sin discriminación alguna por su condición, en aras de su desarrollo en libertad y armonía en sus elecciones” (sic., fs. 14/ 14 vta.).

6) Ahora bien, la Ley de Identidad de Género N° 26.743, en su art. 1° dispone: “Derecho a la identidad ed género. Toda persona tiene derecho:a) Al reconocimiento de su identidad de género; b) Al libre desarrollo de su persona conforme su identidad de género; c) A ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen, sexo con los que allí es registrada” (el subrayado me pertenece).

Asimismo, por el art. 5° “Personas de menores de edad. Con relación a las personas menores de dieciocho años de edad la solicitud del trámite a que refiere el art. 4° deberá ser efectuada a través de sus representantes legales y con expresa conformidad del menor, teniendo en cuenta los principios de capacidad progresiva e interés superior del niño/a de acuerdo con lo estipulado en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Asimismo, la persona menor de edad deberá contar con la asistencia del abogado del niño prevista en el art. 7° de la Ley 26.061”. Como puede observarse la norma bajo análisis hace expresa mención a la “autonomía progresiva”, dando aplicación concreta a uno de los nuevos paradigmas en materia de “capacidad” incorporados por el Código Civil y Comercial a partir del art. 26 (BUERES, Alberto J., Código Civil y Comercial de la Nación comentado, Hammurabi, 2016, t. 1-A, págs. 279 y ss.), que dispone: “Ejercicio de los derechos por la persona menor de edad. La persona menor de edad ejerce sus derechos a través de sus representantes legales. No obstante, la que cuenta con edad y grado de madurez suficiente puede ejercer por sí los actos que le son permitidos por el ordenamiento jurídico. En situaciones de conflicto de intereses con sus representantes legales, puede intervenir con asistencia letrada.La persona menor de edad tiene derecho a ser oída en todo proceso judicial que le concierne así como a participar en las decisiones sobre su persona. Se presume que el adolescente entre trece y dieciséis años Sistema Argentino de Información Jurídica tiene aptitud para decidir por sí respecto de aquellos tratamientos que no resulten invasivos, ni comprometen su estado de salud o provocan un riesgo grave en su vida o integridad física. Si se trata de tratamientos invasivos que comprometen su estado de salud o está en riesgo la integridad o la vida, el adolescente debe prestar su consentimiento con la asistencia de sus progenitores; el conflicto entre ambos se resuelve teniendo en cuenta su interés superior. A partir de los dieciséis años el adolescente es considerado como un adulto para las decisiones atinentes al cuidado de su propio cuerpo.”.

De la norma transcripta resultan los siguientes postulados: a) el “interés superior del menor”, dando cumplimiento al bloque constitucional integrado por la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño; b) el “derecho a ser oído”, con igual rango normativo que el anterior; c) la “autonomía progresiva” que, como regla general, se consagra al afirmar que el menor adolescente puede ejercer por sí los actos que le son permitidos por el ordenamiento jurídico; d) que respecto de todo procedimiento o tratamiento médico se requiere el consentimiento expreso del menor, pues se trata de un “derecho personalísimo” (Ver: KEMELMAJER DE CARLUCCI, Aída, El derecho del menor a su propio cuerpo, en “La persona humana”, Guillermo A. Borda (dir), 2001, pág. 249); e) que respecto de procedimientos médicos “no invasivos ni riesgosos para su salud”, el menor de entre los 13 y 16 años puede decidir por sí, mientras que para los procedimientos “invasivos o riesgosos” debe contar con la asistencia de sus progenitores. Completando al marco normativo aplicable al caso, debe hacerse mención que el art. 11° de la Ley 26.743 impone la autorización judicial para la realización de la intervención quirúrgica.7) En el caso de autos, el menor solicita autorización judicial para la realización de una intervención quirúrgica invasiva, con claro riesgo para su salud, pues se trata de la extirpación de sus glándulas mamarias, lo que, además, es irreversible. Al respecto resulta que, en cumplimiento de la normativa ut supra citada, el menor C. V. F. O. (adolescente) ha sido oído a través del organismo técnico predispuesto por los Juzgados de Familia (Gabinete Técnico), ha prestado libremente su expresa conformidad, cuenta con la asistencia de sus progenitores y, por sobre todas las cosas, ha comprendido el alcance de las consecuencias médicas de la cirugía que pretende realizar. Sistema Argentino de Información Jurídica Dicho ello, teniendo en consideración el informe psicológico glosado a fs. 03, lo informado por el Gabinete Técnico del Juzgado, y la opinión de la Sra. Asesora Oficial N°2, en vista a que el menor tiene derecho a su reconocimiento de su identidad de géne ro y al libre desarrollo de su persona conforme al mismo, corresponde hacer lugar a la demanda instada y autorizar a la realización de la intervención quirúrgica solicitada.- Por todo lo expuesto y normativa citada, RESUELVO:

I)- Hacer lugar a la demanda instada; II) En consecuencia, autorizar al menor C. V. F. O., DNI N° , a la realización de la intervención quirúrgica requerida (mastectomía), conforme considerandos pertinentes; III) Expedir por Secretaría del Juzgado copia auténtica de la presente a los fines de ser presentada por ante quien fuere necesario. Protocolícese, déjese copia autorizada en autos y notifíquese personalmente o por cédula a las partes, y Ministerio Pupilar en su público despacho.

Fuente: Microjuris

Conforme las normas vigentes se hace saber que las sentencias que se replican en este blog son de carácter público y sólo el órgano jurisdiccional del que emana la decisión impondrá limitaciones a su publicación por razones de decoro o en resguardo de la intimidad de la parte o de terceros que lo hayan solicitado de manera expresa.

miércoles, 11 de diciembre de 2019

¿Qué es una emergencia sanitaria?, la medida que anunció Alberto Fernández

“Las argentinas y los argentinos van a volver a tener derecho a un sistema de salud oportuna y de calidad”, dijo el presidente de la Nación. Justificó la decisión por “la desatención que en estos años ha padecido la salud argentina”.

Resultado de imagen para emergencia sanitaria"El flamante presidente de la Nación, Alberto Fernández, en su discurso inaugural ante la Asamblea Legislativa en el Congreso de la Nación, anunció múltiples medidas de su nuevo gobierno e hizo un especial llamamiento a la situación sanitaria que atraviesa hoy el país.

Como primera medida decidió: “Vamos a restituir el Ministerio de Salud para devolverle a la Argentina una política sanitaria basada en la calidad, el acceso, la equidad y el talento humano".

Enseguida, manifestó que “la participación de Salud en el presupuesto público bajó un 45% en los últimos 4 años”. Y destacó “la desatención que en estos años ha padecido la salud argentina”, lo que provocó que "enfermedades que creíamos desterradas han vuelto a aparecer entre nosotros”.

Ante esto, anunció: "Para poder actuar con prontitud vamos a declarar la emergencia sanitaria. Las argentinas y los argentinos van a volver a tener derecho a un sistema de salud oportuna y de calidad”.

Pero, ¿qué es una emergencia sanitaria, qué alcances tiene y qué facultades conlleva?

Una emergencia sanitaria es una declaración donde el Presidente otorga facultades directas al ministro de Salud de la Nación para tomar las medidas que considere necesarias para reorganizar los recursos humanos del área sanitaria y para disponer libremente de los fondos asignados necesarios para llevar adelante los proyectos urgentes en el ámbito de la salud.

Por lo general, el Ejecutivo entrega a la cartera sanitaria una partida extraordinaria del presupuesto para poder administrarla según los análisis propios que elabore el ministro.

Esto significa por ejemplo, la libre disponibilidad de recursos para la compra de insumos, equipamiento. También puede designar personal en forma transitoria, y hasta disponer el cierre de establecimientos afectados a determinada enfermedad o brote en escuelas, bares y restaurants, etc.

Un pedido no escuchado

El viernes 20 de septiembre último, 14 ministros de Salud provinciales pidieron al ex presidente Macri, que se declare la emergencia sanitaria en la Argentina, mediante un documento que fue presentado en la Cámara de Diputados.

Los ministros solicitaron destrabar la ayuda sanitaria a las provincias y denunciaron faltas de provisiones para algunos programas. Se trató de una reacción que llegó horas después de sancionarse la ley de emergencia alimentaria, que permite aumentar las partidas para los planes de nutrición y alimentos.

A través de una solicitada, los ministros de Salud de esas provincias exigieron al Gobierno nacional tomar a la salud como “un derecho humano básico” y “frente a la falta de respuesta en reiterados reclamos realizados por distintas vías y ante la situación extraordinaria de Emergencia Sanitaria y prestacional”, enumeraron una serie de anomalías.

La principal fue el “abandono de programas nacionales en las provincias y falta de provisión de leche, vacunas, medicamentos, insumos, drogas oncológicas, reactivos, antiretrovirales, entre otros”.

También el “deterioro en la cobertura de personas con discapacidad” y la “falta de regulación que lleva a un aumento explosivo de precios de medicamentos y de bienes y servicios indispensables para la salud de las personas”.

Alertaron además sobre la “falta de previsibilidad y de decisiones políticas sanitarias para determinar qué cubre el Estado nacional”. Y exigieron “medidas urgentes y que se recupere el rol de rectoría del Estado Nacional hasta el último día del mandato que la Constitución Nacional lo establece”.

En ese acto, firmaron el comunicado Adrián Pizzi (Chubut), Alejandra Venerando (San Juan), Andrea Uboldi (Santa Fe), Guillermo Ruckauf (Tierra del Fuego), Judit Díaz Bazán (La Rioja), Luis Zapico (Chaco), María Rocío García (Santa Cruz), Natividad Nassif (Santiago del Estero) y Ramón Figueroa (Catamarca).

También se sumaron Rossana Chahla (Tucumán) Silvia Sosa Araujo (San Luis) Sonia Velázquez (Entre Ríos) Walter Villalba (Misiones) Roque Mascarello (Salta) Luis Fabián Zgaib (Río Negro).

Fuente: Infobae

martes, 10 de diciembre de 2019

¿Cómo la tecnología está ayudando a salvar vidas?

La implementación de inteligencia artificial, la realidad virtual y aumentada, y la robotización de procesos son algunas de las herramientas que el sector está implementando en una industria que se encamina a un cambio profundo. App, impresoras 3D, y la idea del "hospital virtual".

¿Cómo la tecnología está ayudando a salvar vidas?Las nuevas tecnologías están ampliando las capacidades humanas en todos los ámbitos de la vida, desde las industrias hasta nuestra cotidianeidad. Uno de esos aspectos que está a las puertas de una transformación aun más profunda es la salud. De hecho, aunque lo pasemos por alto, en el mercado hay más de 400.000 aplicaciones disponibles para monitorear distintas cuestiones desde el celular, entrenarse, o mejorar la nutrición, entre otras cosas.

Día a día aparecen nuevas herramientas tecnológicas para mejorar la calidad de vida. Desde aplicaciones de monitoreo hasta la automatización de procesos y servicios que han beneficiado a los pacientes y transformado los sistemas de salud de todo el mundo. Además, generan mayor precisión en los diagnósticos y tratamientos, procedimientos menos invasivos, mayor acceso a los servicios, y atención remota, integral, y hasta con la posibilidad de que sea casi permanente y en tiempo real. Para las empresas, en tanto, traen aparejados menores costos, un talón de Aquiles en la industria.

Se estima que a nivel global, para el año que viene la inversión en tecnologías aplicadas a la salud, tanto en investigación como en desarrollo, superará los u$s30.000 millones. Y es que esos avances tienen múltiples resultados, no sólo en la calidad de los servicios de salud, sino también en la ecuación de las empresas del sector. Los balances arrojan que la unión entre salud y tecnología es uno de los sectores más pujantes a nivel mundial. Y por eso es que los gigantes tecnológicos buscan aprovechar el fenómeno. En 2008, Amazon compró PillPack, una farmacia online que envía por correo las recetas a las personas que toman múltiples medicamentos, empaquetándolos juntos según la dosis. Google tiene su propia división Health, y una serie de proyectos en otras unidades de negocio que están atravesadas por las cuestiones de salud. Apple implementó en sus dispositivos, particularmente el Apple Watch, sistemas de monitoreo como el de frecuencia cardíaca. Microsoft intentó algunas iniciativas sin mucho éxito, pero al centrarse en los servicios cloud le dio un importante soporte a las empresas de salud. En menor medida, Facebook también busca hacer pie en el sector.

Cada año el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos elabora una lista con las 100 profesiones con mayor demanda de empleo, de las que extrae los estudios con mejores expectativas profesionales. El software es la carrera universitaria que aparece en primer lugar, pero seis de las diez formaciones en ese top ten están relacionadas con el ámbito sanitario: odontología, enfermería, medicina, fisioterapia, terapia ocupacional y óptica y optometría. En su mayoría, esas especialidades están sufriendo fuertes cambios por la aplicación de tecnología. Y esto, a su vez, también explica en parte por qué colateralmente crecen cada vez más las empresas vinculadas al Big Data y la información en la nube.

“Hoy lo que está ya instalado es el concepto de nube, que se utiliza no sólo para que los proveedores bajen los costos, sino que también, desde lo que es la atención al paciente, se tengan, por ejemplo, disponibilidad online de las historias clínicas y distintos informes para que estén accesibles en cualquier lugar donde la persona se atienda”, afirma Carlos Abril, CEO de Atos para Argentina, Colombia y Uruguay.

Mariana Freire, directora nacional de Tecnología de Microsoft Argentina, agrega: “Hoy, al transitar lo que se conoce como la Cuarta Revolución Industrial, la enorme cantidad de datos que generamos comienza a cobrar mayor relevancia en distintas industrias. La de la salud no está ajena a este tipo de transformaciones. Desde consultas médicas en línea, solicitar turnos para estudios desde aplicaciones en dispositivos hasta sensorizar clínicas y hospitales con Internet de las Cosas para tener un registro de cómo funciona. Todo esto demuestra que la innovación dentro de la industria del cuidado de la salud se encuentra en un punto clave, ya que hoy es posible enfrentar de forma más eficaz desafíos cotidianos”.

Según los expertos, en los próximos dos o tres años se acelerará la incorporación principalmente de tres tecnologías: inteligencia artificial, robotización de procesos, y realidad aumentada y virtual. Ya para 2025 se espera que se esté hablando del concepto de “hospital virtual”. A la par, para ese año, se prevé una generalización del uso de impresoras 3D para el desarrollo de prótesis.

Inteligencia artificial

“La inteligencia artificial (IA) es cada vez más usada para diagnóstico, aunque por una cuestión ética no es llamado diagnóstico médico. Entra por ahora en lo que llamamos diagnóstico presunto”, explica Abril. Y agrega: “La IA maneja una inmensa cantidad de datos y va aprendiendo, relacionado, y generando patrones para ir mejorando los diagnósticos. Un médico puede manejar entre 400 y 500 enfermedades dentro de su especialidad, mientras que la IA maneja más de 10.000 enfermedades dentro del diagnóstico presunto. Por lo tanto, ayuda mucho a orientar al profesional en el diagnóstico del paciente”. Esta tecnología permite un monitoreo constante de la salud de los pacientes, sobre todo a partir de lo que son los dispositivos de Internet de las Cosas (IoT), a través de los cuales se puede hacer monitoreo 24/7 de todos los indicadores, especialmente en lo que son los pacientes crónicos, con afecciones como diabetes, con patologías cardiovasculares, o respiratorias. En base a Big Data se pueden hacer predicciones de patrones y prevención. No solamente en lo que son alertas sobre controles y la toma de medicamentos, sino también lo que es una de las prioridades en el cuidado del paciente, que son las predicciones de eventos en lugar de la corrección. Esto además genera un ahorro muy grande en los tratamientos.

Entelai es un desarrollo de Mauricio Farez, investigador y médico del FLENI, con su socio Diego Fernández Slezak (UBA). Se trata de un software de análisis de imágenes médicas a través de inteligencia artificial, que ayuda a detectar con mayor efectividad y rapidez las dolencias. “Con Diego nos torturaba la idea de pensar ciertos procesos que ocurren hoy en la práctica médica y que afectan seriamente la salud de las personas. Decidimos aplicar la inteligencia artificial para que nos ayude a mejorar el sistema de salud para todos (pacientes, médicos, instituciones, prepagas)”, cuenta.

La inteligencia artificial se está utilizando en los últimos años cada vez más y de las formas más diversas. Solo por mencionar algunos casos, existen software que previenen infartos -la principal causa de muerte en nuestro país-, accidentes cerebrovasculares (ACV), o ataques de epilepsia; también que monitorean el estado de salud de las personas con diabetes, los patrones de respiración, la toma de medicamentos, y hasta los niveles de hidratación y de sedentarismo. Un robot humanoide detecta emociones en el tono de voz para asistir a personas que sufren Alzheimer. Para esa misma patología, un emprendimiento científico en la Argentina que nació en el CONICET, ViewMind, promete detectarla con 10 años de anticipación a través de una tecnología denominada Eye Tracking (rastreo de ojos). En Brasil, mediante un sistema que combina video analítica de Microsoft y Machine Learning de Azure, se lograron reducir las caídas de los pacientes a través de predicciones.

El uso de la IA, creen los especialistas, llevará a que en pocos años se establecerá el concepto de “hospital virtual”. Esto quiere decir que la atención no será ya solo en el espacio físico del hospital, sino que todo lo que es la experiencia del paciente y la gestión de los hospitales se extenderá cualquier lugar donde está el paciente, ya sea su casa, su trabajo, o donde fuere.

Procedimientos

La realidad virtual y aumentada son otras de las herramientas que los profesionales de la salud están utilizando para capacitarse a distancia y en situaciones controladas. Por ejemplo, se utilizan para practicar cirugías y otros procedimientos invasivos, de forma que se minimicen los riesgos a la hora de una intervención.

Por otro lado, las investigaciones sobre el genoma humano -codificación de las cadenas de ADN- y el desarrollo de supercomputadoras aplicadas a la salud están mejorando la medicina de precisión, haciendo los tratamientos más específicos y efectivos.

Para no más de 5 años se espera que se sume la generalización de todo lo que es impresoras 3D para el desarrollo de prótesis y los exoesqueletos, para brindar soluciones a traumas médicos.

Mientras que la aplicación de blockchain está ganando terreno como una herramienta para garantizar la seguridad de las historias clínicas, de manera que éstas sean universales y no que estén limitadas al lugar donde se atendió el paciente.

Otra pata es la robotización, es decir la automatización de procesos administrativos de los hospitales, como facturas, pagos, y otra cuestiones que llevan mucho costo de gestión para las empresas, y que hoy es uno de los principales desafíos de la industria de la salud en el mundo.

“Hoy el tema del costo de gestión de la salud es unos de los principales problemas que prácticamente tienen todos los países, con diagnósticos y medicamentos que son cada vez más caros, y que tienen un impacto en los presupuestos sobre el PBI cada vez más alto. Ha crecido en los últimos años de un 15% a un 20% en los países más desarrollados. Trabajar en la reducción de los costos, no los vinculados directamente a la salud, sino a la gestión es uno de los requerimientos que más recibimos de los clientes. Se trabaja mucho en automatizar los procesos de backoffice, como alta y baja de pacientes, control de inventario, manejo de historia clínica, eliminación del uso de papel, etc”, explica Abril.

El dilema ético

Sin embargo, el uso de la tecnología en la salud plantea dilemas éticos. Esto, claro está, no es nuevo. La ciencia ficción, como en el caso de los libros de Isaac Asimov (“Yo, robot” o “El hombre bicentenario”, por nombrar algunos de los que llegaron al cine), planteó ya estas cuestiones sobre los límites en la interacción entre hombres y máquinas. “Hay cuestiones éticas y legales en lo que es el diagnóstico y el monitoreo hecho por una máquina. La tecnología avanza más rápido que las regulaciones, pero todo llega”, opina Abril. Y es que no hay que perder de vista que la tecnología es un complemento para potenciar las capacidades del profesional de la salud, pero no lo reemplaza.

“Desde mi punto de vista, el vínculo entre médico-paciente se resignifica. Tiene que ver con contar con las herramientas que permitan involucrar más al paciente, no solo seguirlo durante su tratamiento, sino también antes y después. Principalmente, en el caso de enfermedades crónicas, con el objetivo de poder prevenir que un enfermo crónico termine con una enfermedad más aguda, que tome sus medicamentos regulares y sepa cosas del día a día; son procesos de involucramiento con el paciente para obtener mejores resultados. También cómo mejorar la productividad de los equipos de atención, dotándolos de herramientas de tecnología. La idea no es reemplazar sino empoderar, la atención tiene que ser del personal de salud, opina Freire. Y Abril concluye: “La medicina está en un fuerte cambio en el horizonte, pero creo que la tecnología va a ayudar a mejor la calidad de vida y de los tratamientos”.

Fuente: Ámbito

lunes, 9 de diciembre de 2019

El alto costo de los medicamentos en Chile desata la ira contra la industria farmacéutica

Desde que estalló la crisis, las farmacias han estado en el centro de las quejas y muchas de ellas fueron atacadas en las manifestaciones.

Resultado de imagen para farmaciasLos ciudadanos están castigando a la industria farmacéutica de Chile desde el inicio del estallido social, hastiados por las deficiencias del abastecimiento público de medicamentos y los elevados precios de las farmacias privadas, que venden los remedios de marca más caros de Latinoamérica.

Por las noches, las imágenes de las cámaras de seguridad de los locales farmacéuticos revelan a grupos de encapuchados que arrasan con las cajas de medicinas de las estanterías; por las tardes, los profesionales de la sanidad, pensionistas y jóvenes reclaman con pancartas la necesidad de bajar los precios de los medicamentos.

Una de las principales quejas de los ciudadanos hacia las farmacias es que no traduce sus ganancias en beneficios para la población que, según un informe de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en 2018 supusieron 1.514 millones de dólares en ventas a consumidores finales.

De acuerdo con la Organización Panamericana de Salud (OPS), los chilenos son los que más gasto de bolsillo tienen en medicinas y los que más invierten en fármacos de marca.

Un estudio de octubre de 2019 del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) de Chile detectó una diferencia que puede llegar hasta los 181.000 pesos (unos 232 dólares) entre los precios de los medicamentos originales de marca y los bioequivalentes.

Así, por ejemplo, en el caso del medicamento con principio activo Atorvastatina de 20 mg. de 30 unidades, indicado para la reducción del colesterol, con lo que paga por el original de marca Lipitor (54.590 pesos -unos 70 dólares-) un consumidor podría comprar hasta 29 cajas del medicamento genérico, que cuesta 1.880 pesos (2,40 dólares).

La sanidad pública chilena, de la que se beneficia más del 75% de la población, cuenta con un sistema que suministra medicamentos a las farmacias públicas y hospitales, que ofrecen precios más reducidos e incluso gratuidad para los mayores de 60 años y los carentes de recursos.

Sin embargo, la falta de existencias o los tiempos de espera en las abarrotadas farmacias de los centros de salud han desembocado en el hastío general de la población.

Gestión pública deficiente

El servicio de suministro de fármacos de la sanidad pública cuenta con un sistema de Garantías Explícitas de Salud (GES), que determina qué fármacos están disponibles en los establecimientos públicos.

Aun así, según explica el informe de la FNE sobre la industria farmacéutica, "la regulación existente no asegura ni garantiza el acceso a estos medicamentos".

Según explicó a Efe el vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos, José Cienfuegos, a veces no se cubren las demandas de las medicinas para las enfermedades básicas y añadió que "Cenabast (ente que suministra medicamentos al sector público) no está cumpliendo el 100 % del abastecimiento".

Mariela Maturana, desempleada de 57 años, no puede trabajar debido a la fibromialgia que padece y gasta más de 150.000 pesos (aproximadamente 190 dólares) al mes en medicamentos. Su enfermedad no entra dentro de las patologías del GES, y por lo tanto debe costearse el precio de la totalidad de los tratamientos.

La fama de las cadenas farmacéuticas

A pesar de las opciones públicas de compra de medicamentos, las deficiencias del sistema llevan al 48% de los chilenos a preferir comprar en las cadenas privadas, que venden los productos a precios sustancialmente más elevados.

Las tres cadenas farmacéuticas más grandes de Chile (Cruz Verde, Salcobrand y FASA), que en 2008 fueron condenadas por colusión de precios en más de 222 medicamentos, fueron atacadas durante las protestas, siendo algunos de sus locales quemados y saqueados fruto del descontento popular.

La FNE apuntaló en su informe que las cadenas de farmacias privadas pagan un 70% más a los laboratorios que el sector público, cifra que ha trasladado el foco del debate sobre el margen de beneficio de estos.

Además, el dato podría explicar los elevados precios en las farmacias privadas frente a las publicas.

Juan Pablo Atal, académico especializado en economía sanitaria, explicó a Efe la importancia de este dato: "Parece que los laboratorios se llevan una parte importante porque le venden mucho más caro a las farmacias que al Gobierno. Con esto se muestra dónde está la plata".

Los laboratorios, que según la FNE, invierten más de 200 millones de dólares anuales en promover sus firmas entre los doctores, han instaurado una cultura de marca que ha desembocado en que el 90% de la población adquiera este tipo de productos frente a los genéricos.

Sebastián Castro, abogado de la Fiscalía Nacional Económica, aclaró que es el doctor el que mueve la demanda de medicamentos de marca al recetar las medicinas a los pacientes.

"El 42% de los médicos obtiene información sobre medicamentos de los visitadores y los congresos, mayoritariamente financiados por los laboratorios", agregó el abogado.

El sistema de marketing que envuelve a los fármacos, promovido por los laboratorios y apoyado por algunos doctores, y la ineficiencia del sistema público generan la espiral de precios elevados que ha derivado en el descontento social con la industria farmacéutica.

El presidente de Cenabast, Valentín Díaz, explicó a Efe que "el Estado no ha sido lo suficientemente asertivo de intervenir en el mercado, y a su vez las personas han quedado desamparadas a estos poderes de la industria farmacéutica".

Fuente: Clarín / Agencia EFE